jueves 22.08.2019

Año meteórico en Son Moix

El 27 de mayo de 2018, el Mallorca sellaba su ascenso a Segunda División tras una campaña en la categoría de bronce, y 365 días después, visita Riazor con el objetivo de regresar a la élite 

Los aficionados del Mallorca celebran el ascenso de su equipo a LaLiga 1/2/3, tras eliminar al Mirandés en la promoción  | efe
Los aficionados del Mallorca celebran el ascenso de su equipo a LaLiga 1/2/3, tras eliminar al Mirandés en la promoción | efe

El Mallorca, próximo rival del Deportivo, ha vivido un último año meteórico que le ha llevado de Segunda División B a la categoría de plata y que en tan solo unas semanas podría devolverle a Primera, de donde cayó en la temporada 2012-2013 junto al conjunto coruñés y el Zaragoza.


El técnico Vicente Moreno, que el pasado verano sonó como uno de los candidatos a sentarse en el banquillo de Riazor, quiere emular la hazaña del exblanquiazul Gaizka Garitano en el Eibar.

Éxito histórico
El entrenador vizcaíno, que dirigía al filial eibarrés, se hizo cargo de la primera plantilla del conjunto vasco en la campaña 2012-2013. Ya en su primer curso, Garitano devolvió a la escuadra azulgrana al fútbol profesional.

ÉPICA
Vicente Moreno puede emular la gesta de Gaizka Garitano con el Eibar


Si meritoria fue su primera temporada al frente de la plantilla del Eibar, más épica fue la segunda, ya que el estratega nacido en Derio logró situar al equipo armero en Primera División por primera vez en la historia del club.


Garitano se hizo cargo del cuadro guipuzcoano en Segunda B en verano de 2012, con 37 años recién cumplidos, y en apenas dos cursos lo había llevado a la élite.


Una historia similar puede ocurrir con Vicente Moreno, quien fue presentado por el Mallorca el 20 de junio de 2017, después de que el conjunto balear descendiera a la categoría de bronce tras 36 años consecutivos compitiendo en el fútbol profesional.
A sus 42 años de edad, el preparador valenciano, cuya experiencia en los banquillos se limitaba al Xerez y al Nàstic, llegaba a Son Moix con el objetivo de rescatar a la escuadra mallorquinista del pozo.

Durante la temporada 2017-2018, el Mallorca exhibió una notable superioridad en el grupo III de la Segunda División B y finalizó el campeonato líder con 73 puntos, ocho más que el segundo de su grupo, con veinte triunfos, trece empates y solo cinco derrotas.
Los bermellones sellaron su ascenso a la categoría de plata tras imponerse al Mirandés en la promoción de ascenso el 27 de mayo de 2018. El lunes se cumplen exactamente 365 días y el cuadro mallorquín visitará Riazor con la intención de dar un paso importante en su camino hacia Primera.

PRETENDIDO
El técnico del cuadro balear estuvo en la órbita del Depor el pasado verano

Cambio de objetivo
El Mallorca arrancó el curso 2018-2019 en Segunda con el objetivo de la permanencia. Pero la constante progresión del equipo le ha metido de lleno en la lucha por el ascenso. 
Los baleares ocupan el cuarto puesto de LaLiga 1/2/3 con 67 puntos, seis más que el Depor, y casi tienen asegurado disputar el playoff.

Comentarios