jueves 09.07.2020

Alfredo: “El título del 95 es como si hubiese pasado ayer”

Uno de los goleadores de la final admite que no dudó en colaborar en la campaña de la nueva camiseta
Cartel  con motivo de la campaña “Espíritu 95” | rcd
Cartel con motivo de la campaña “Espíritu 95” | rcd

El Deportivo vuelve a sus orígenes y homenajea al Superdepor con una camiseta de cara al próximo curso con claras similitudes a la que lució aquel equipo de leyenda que ganó el primer título blanquiazul en la temporada 1994-95. 

Esa Copa del Rey, que se tuvo que suspender debido al intenso aguacero que cayó sobre Madrid, y en la que marcaron Javier Manjarín y Alfredo Santaelena, imagen ambos de la campaña “Espíritu 95”, que  engloba la presentación de “Pel’95”, la próxima zamarra blanquiazul.
  Alfredo charló para este diario y aseguró que no lo dudó cuando le ofrecieron participar.  “Fue muy fácil. Por medio de Gabi (Barros, jefe de comunicación del  Depor) me llamaron y me hacía mucha ilusión hacerlo. Al Deportivo le tengo mucho cariño y Manjarín es muy amigo mío. Hablé con él y los dos estábamos de acuerdo”, comentó.

Viaje desde Madrid
Lo más “complicado” fue el viaje de Alfredo a A Coruña. “Fijamos un día para que yo me desplazase de Madrid a A Coruña y la idea era que fuese en avión, pero como no había aviones ni trenes cogí el coche y no paso nada”, aclaró el jugador, que no lo dudó: “Como es algo que quieres hacer, es una ilusión tremenda y te llena de satisfacción hacer esas cosas para el Deportivo, no hubo ningún problema”

Este año se han cumplido 25 años de la gesta de los blanquiazules ante el Valencia, pero lo vivido sigue muy presente para Alfredo. “Esos recuerdos no se olvidan. Estas cosas en el fútbol se viven muy pocas veces y esos momentos de conseguir algo importante, en este caso el primer título del Depor, para todos los que formábamos el Superdepor, fueron algo inolvidable. Es como si hubiese pasado ayer. Son cosas tan llenas de vida que las tienes en la memoria, pase el tiempo que pase”, indicó.

Dos amigos, dos goles
Curiosamente, Manjarín y Alfredo fueron los autores de los tantos del Deportivo en la final copera. Dos excelentes jugadores que, además, eran grandes amigos. “Javi y yo éramos vecinos en Coruña, en el barrio de Adormideras, él vivía en el cuarto y yo en el tercero, e íbamos juntos a entrenar. Comíamos siempre juntos en el Manda Truco, que era un restaurante de la familia de Isabel (la que sería después la mujer de Manjarín)”, recordó.

“Javi marca el primer gol, me da el pase en el segundo que da el título, pero para mí él fue el mejor el partido. Hizo un auténtico partidazo y fue algo muy especial que los dos que estaban todo el día juntos fuesen los protagonistas por los goles. Pero el éxito fue de todo el equipo, del cuerpo técnico, utilleros... todos pusimos nuestro granito de arena y fuimos partícipes de ese título tan deseado”, apuntó.

Especialista en finales
No era la primera vez que Alfredo marcaba en una final copera, ya lo había hecho con el Atlético de Madrid en la temporada 1990-91, en la primera de las dos copas que ganaría con los rojiblancos. 

“Sí, encima en el Bernabéu (risas). Lo curioso es que los cuatro títulos que gano yo los he ganado en ese estadio (las tres Copas del Rey y la Supercopa de España). Sin ser un jugador que metiese muchos goles a lo largo de la temporada sí que he tenido la suerte tanto en el Atlético de Madrid como en el Deportivo de ser el autor del gol. Recuerdo que compañeros míos como Aldana me decían que iba a meter yo el gol. En el fútbol vives pocas alegrías, pero si eres tú el protagonista y metes el gol que supone ese título la satisfacción personal es enorme por el cariño que le tengo al club”, admitió.

Cambio de dorsal
Curiosamente Alfredo lucía el dorsal 14 en el Depor, pero en la reanudación del duelo tuvo que llevar el 8 de Aldana, pues la numeración tenía que ir del 1 al 11. “Así eran las reglas. Todos los cambios efectuados tanto del Valencia como del Depor tuvimos que jugar como si se iniciase el partido y a mí me tocó el 8”, subrayó.

El hecho de que el club honre la memoria del Superdepor con la nueva zamarra es algo que toca el corazón de protagonistas de aquella época como Alfredo. “Ese grupo de jugadores que formamos el Superdepor éramos un equipo humilde, que competía con los grandes españoles... Fueron unos años especiales, todo el mundo en España quería que ganásemos, éramos la revelación... Fueron años grandiosos pero que los jugadores vivimos con humildad, sabiendo que teníamos un buen equipo. Jugadores con talento, comprometidos y que hicimos una familia”, remarcó.

Deseó, además, que el Depor se salve y regrese a Primera: “El descenso le hizo mucho daño al Depor y este año es difícil, pero parece que el equipo ha cogido buena dinámica".

Comentarios