Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Fran: “Cuando llegas arriba joven es más difícil, pero Nico ha respondido bien”

Fran y su hijo Nico González, jugador del Barcelona, visitaron ayer el Campus F10 | quintana
|

La presencia del director de cantera del Deportivo, Francisco González Pérez ‘Fran’, de su hijo, el coruñés y jugador del FC Barcelona Nico González, y del también herculino y exblanquiazul Lucas Pérez hizo ayer las delicias de los niños que participan en el Campus F10. El que fuera capitán del mejor Depor de la historia charló con nosotros sobre la actualidad blanquiazul y el salto de su hijo al primer equipo azulgrana durante la temporada 2021-22.

 

Nico viene de hacerse un hueco entre los grandes.
Ha sido un salto brutal para él porque es máxima exigencia, aunque ha sido educado en una cultura en la que desde pequeños siempre tienen máxima presión. Cuando llegas arriba tan joven es más difícil y se hace más cuesta arriba, pero ha respondido bien y de forma muy positiva. Ha jugado 36 partidos oficiales, ha sumado minutos y la pena fue el final de temporada con esa lesión, pero hay que sentirse más que satisfechos con cómo le ha ido la temporada. Pero lo más difícil no es dar el salto, sino mantenerse, tener los pies en el suelo y ahora viene la parte más complicada porque llegar, llegan muchos, pero mantenerse en un club con la exigencia del Barcelona está al alcance de muy pocos.

 

Además, con toda la competencia que existe en el centro del campo azulgrana.
Claro, mientras que en el Depor, al estar en la Primera Federación ahora mismo nos centramos mucho en la captación en Galicia, donde nuestro máximo rival es el Celta, y nos es difícil abarcar más, el Barça no tiene problemas en fichar por toda España y Europa. Y cuando se le va algún chaval, no sufre para encontrar un  sustituto ‘top’. Se retroalimenta constantemente, año a año, y siempre tiene grandísimos jugadores. La competencia que hay en el día a día es brutal, por eso, cuando llegan al primer equipo son capaces de llevar mucho mejor esa exigencia.

 

¿De qué te sientes más orgulloso de él?
Es muy normal, muy tranquilo. Pensé que no iba a venir por aquí y ha cambiado los planes y ha decidido pasar este fin de semana con la familia, los amigos y desconectar un poco. Siempre viene muy bien volver a casa y valorar lo que tiene aquí, estar con las abuelas, con los padres... Me ha hecho especial ilusión verlo por aquí.

 

Le auguran un futuro espectacular... pero para alcanzar tu nivel, cuidado.
Primero, por suerte, él es diestro y yo soy zurdo, él casi mide 1.90 y yo mido lo que mido y aparentemente somos muy diferentes. Él ha sido educado en la escuela del Barça en esa posición de ‘6’, aunque ahora ha llegado al primer equipo y está jugando más de ‘8’ o de ‘10’. Siempre vienen comparaciones, pero como es alto, rubio y diestro, al final ves comentarios y dices, si no se parece en nada al padre. Él está iniciando un camino y veremos hacia dónde le lleva. No es fácil estar en la élite y menos aguantar muchos años porque hay mucha presión. Esto no ha hecho más que empezar para él, además es muy joven, porque referentes para él como Xavi e Iniesta a su edad también estaban empezando. Hay que tener paciencia y veremos lo que puede dar de sí.

 

¿Feliz por la continuidad de Borja Jiménez en el Depor?
Sí, me alegra que esté ahí. Yo soy siempre de dar continuidad, me pasa en el fútbol base, que tengo a todos los entrenadores y me gustaría que todos siguiesen o al menos la mayoría porque soy de confiar en un proyecto. Además, con Borja tengo buen ‘feeling’ y me alegré de que siguiese aquí.

 

No subir ha sido un mazazo.
Era un equipo con una confianza tremenda, los resultados estaban acompañando y había un amplio margen de error, pero llegó ese mes y medio y el equipo desperdició esa ventaja que tenía, también se la liaron un poco los del Racing de Santander con ese partido que se aplazó y desestabilizaron un poco desde fuera, llegó ese momento y se nos escapó de las manos el ascenso directo. Y luego, aunque vemos positivo jugar en Riazor, también hay esa parte negativa que todos sabemos y que a mí me ha pasado también porque aquí hemos perdido partidos trascendentales, porque hay una presión añadida. Pero ya está, no hay que darle más vueltas, centrarse en la nueva temporada y estar una vez más todos con el equipo porque si algo hay que señalar es la afición, que es brutal, única.

 

Parece que Álex Bergantiños va a seguir y cumplirá su undécima campaña en el Depor.
Álex es incombustible. No sé si era mi última temporada o una de las últimas, pero recuerdo haberle ido a buscar de un viaje. Sé la labor que también hace dentro del vestuario y se merece todo y mucho más. Es un jugador con mucho sentimiento deportivista, hay que agradecerle todo ese esfuerzo que lleva haciendo durante muchos años y es un ejemplo.

 

Noel, una de las esperanzas del futuro, se fue al Castilla.
Creo que es una asignatura pendiente que tenemos aquí. Nada más llegar dije, y me reafirmo, que tenemos una magnífica cantera. Hay que alabar el esfuerzo que están haciendo desde el club con esa inversión en el fútbol base, fortaleciendo la estructura, pese a lo difícil que es al seguir compitiendo en la Primera Federación. Tenemos un patrimonio muy importante, son unos magníficos jugadores que vienen desde abajo y tenemos que darles confianza poco a poco, que sean pacientes también, que valoren todo lo que les estamos ofreciendo en Abegondo y que a pesar de que el equipo sigue en la Primera RFEF, pronto estaremos de nuevo en la élite y a ver si somos capaces de darle muchísimas más oportunidades a toda esta gente que viene detrás.

Fran: “Cuando llegas arriba joven es más difícil, pero Nico ha respondido bien”