Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Depor y Bilbao Athletic, trayectorias opuestas

Mikel Kortazar, central del filial rojiblanco, durante el partido contra el Racing de Ferrol en Lezama | alfaquí
|

El estadio Abanca-Riazor vivirá el domingo un cruce de trayectorias antagónicas entre un Deportivo que llega pletórico tras haber sumado los últimos doce puntos en juego (incluidos los tres que consiguió por la incomparecencia del Extremadura hace dos fines de semana) y un Bilbao Athletic que no saborea el triunfo desde el pasado 26 de septiembre.


Ocho jornadas consecutivas sin lograr la victoria acumula el filial rojiblanco, que tan solo ha sido capaz de obtener cuatro de los últimos 24 puntos en juego al completar un registro de cuatro empates y otras cuatro derrotas.


La dinámica negativa de la escuadra que dirige el técnico Imanol de la Sota ha hundido a los cachorros de Lezama en la clasificación.


El equipo bilbaíno ocupa la primera de las cinco plazas de descenso con once puntos, a cuatro de la salvación que marca ahora mismo el Talavera.


Precisamente, el conjunto castellano-manchego fue el último verdugo del filial vizcaíno el pasado domingo. Los talaveranos se impusieron 0-1 en Lezama con un gol de Adighibe en el minuto 65.


Fue la segunda derrota consecutiva de los rojiblancos, la cuarta en las ocho últimas jornadas y la sexta en toda la temporada, en la que el Bilbao Athletic tan solo ha sumado dos victorias.


Inicio engañoso

Los cachorros de Lezama, que acabaron el pasado curso como un tiro, quedándose a un paso del ascenso a Segunda División, estrenaron la liga 2021-22 ganando en casa del Zamora (0-1) gracias a un tanto de Nico Serrano.


Fue un espejismo, ya que salvo su segundo triunfo, que lograron en la quinta jornada contra la UD Logroñés (3-1), el resto de citas se solventaron con cinco empates y seis derrotas. Un balance muy pobre que ha llevado a los rojiblancos a las antípodas de donde finalizaron la pasada temporada.


Gran parte de los males del filial bilbaíno radican en los problemas que tiene para mantener su portería a cero, algo que solo ha conseguido en dos ocasiones en todo el campeonato, en su triunfo ante el Zamora en el estreno liguero (0-1) y en el empate con el Real Unión en la novena jornada (0-0).


El Deportivo, por el contrario, afronta el choque del domingo en un excelente momento de forma. Los blanquiazules llegan al partido con el filial bilbaíno tras haber hecho un pleno de triunfos en las cuatro últimas jornadas y haber obtenido 16 de los últimos 18 puntos en juego.


Mientras que el Bilbao Athletic tan solo ha logrado dos victorias, los coruñeses apenas han sufrido dos derrotas en todo el campeonato. De hecho, el equipo de Borja Jiménez no pierde desde hace siete jornadas, cuando cayó en Irún con el Real Unión (2-1).


Desde entonces, la escuadra herculina exhibe un brillante balance de seis triunfos y un empate.


La buena racha comenzó con el 1-0 al San Sebastián de los Reyes en Riazor, a la que sucedió un empate en Santander contra el Racing (0-0).


A partir de ese punto en El Sardinero, el Depor solo conoce la victoria: 1-0 al Zamora; 0-1 en Las Gaunas contra la UD Logroñés; el 3-0 ante el Extremadura por la incomparecencia del equipo azulgrana; y el 1-2 del pasado domingo en Majadahonda.

Depor y Bilbao Athletic, trayectorias opuestas