Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Tarde perfecta para el Victoria

Juan de Dora, delantero del Betanzos, trata de zafarse de Seo (i) y Pipo (c), jugadores del Victoria, mientras que Javi Sande se lamenta en el suelo | MARCELO CASOTTI
|

Ni el más optimista del Victoria habría imaginado un domingo tan perfecto como el de ayer. El técnico Guillermo Pigueiras hizo rotaciones para dar descanso a jugadores importantes de cara al partido de Copa del Rey del miércoles, los futbolistas menos habituales dieron un paso al frente reivindicando más protagonismo y el resultado final fue un solvente triunfo en el feudo de un Betanzos que hasta ayer era el único equipo invicto del subgrupo. ¿Qué más se puede pedir? Quizá aguantar más de media hora en inferioridad numérica por la expulsión de Pipo, la única mala noticia para las ‘cebras’.

Los aficionados apenas tuvieron tiempo para acomodarse en sus asientos antes del primer gol. El partido comenzó con ritmo, con los dos equipos yendo sin contemplaciones a las disputas y con un cabezazo a la red de Seo. El joven centrocampista abrió la lata para el Victoria con un testarazo desde el primer palo a la salida de un córner botado por Martín. Se hizo un hueco entre la maraña de jugadores y logró rematar con comodidad.

Poco le duró la alegría a las ‘cebras’, ya que Da Lama respondió con el 1-1 en el minuto 9. Juan de Dora cazó un rechace tras un centro al área, volvió a meter el balón con veneno a la olla y el central estuvo rápido para rematar entre la indecisión de Lucas Cao y la zaga.


ROJA
El Victoria aguantó con diez más de media hora debido a la expulsión de Pipo



Después de la tormenta inicial de goles, llegó la calma. El encuentro entró en un tramo de respeto entre los dos equipos sin apenas llegadas al área contraria. Juan de Dora, que actuó de ‘9’ en el Betanzos, realizó buenos apoyos y abrió bien a banda en varias ocasiones pero el cuadro local no terminó de centrar ni cargar el área. Todo ello a pesar del cabreo de Noé López desde la banda: “Llevamos diciendo toda la semana que metamos los balones al área”, lamentaba el entrenador.

Berto rompió el oasis de ocasiones con un zambombazo desde la frontal del área que despejó como pudo Lucas Cao, mientras que el Victoria se mantenía sólido en su campo a la espera de lanzar un ataque vertical con el que hacer daño a su rival.

Y lo consiguió. En el minuto 42, Cotelo recibió un envío en largo y consiguió ganarle la disputa a Da Lama en el área. Ya con el esférico en su poder, levantó la cabeza, vio la llegada veloz de Padín y su acompañante en el ataque conectó un zurdazo al primer toque que cogió a contrapie a Guillermo. 1-2 en dos fogonazos del Victoria.

Pero todavía quedaba el tercer golpe de las ‘cebras’ antes del descanso. Esta vez el gol se produjo en una jugada ensayada. Martín sacó una falta lateral buscando la frontal del área para la aparición por sorpresa de Padín. El balón venía botando como un conejo pero al delantero le dio igual, la enganchó con la diestra y el esférico entró como un misil en la portería de un Guillermo que no pudo hacer nada. Tres llegadas con peligro y tres goles para el Victoria. Efectividad máxima.

Sin embargo, el comienzo de la segunda parte no fue tan beneficioso para los coruñeses. Padín mandó fuera un tiro franco desde la frontal y, lo que es peor, Pipo recibió dos tarjetas amarillas en apenas dos minutos que cambiaron el contexto del encuentro.


Ajustes tácticos


Acto seguido, Noe López dio entrada a Fran por Da Lama y cambió a una defensa de tres (Toni Insua, Carneiro y Martín), mientras que el Victoria se reorganizó retrasando a Seo como central, quitando a un delantero (Cotelo) y dando entrada a Carlos como mediocentro en una especie de 1-5-3-1.

El tramo de partido restante transcurrió como se esperaba todo el que asistió al García Hermanos. El Victoria se protegió atrás y el Betanzos se debatió entre jugar en corto y lanzar centros, como pedía Noé desde la banda. Al final, ni una cosa ni la otra.

Únicamente entre los minutos 82 y 85 pudo recortar distancias. Martín Miño probó suerte, primero con un disparo flojo y después con un remate a la media vuelta que bloqueó un defensa; Carneiro estuvo a punto de marcar pero en el último momento apareció un zaguero del Victoria para desviar a córner, y Juan de Dora cabeceó fuera tras una salida poco ortodoxa de Lucas.

Más allá de esas opciones, el Victoria se gustó en la defensa del área y mató el partido con varias contras que le permiten afrontar el histórico partido de la Copa del Rey, ante el Hernani vasco el próximo miércoles a las 19.30 horas en A Grela, con la moral por las nubes. 



BETANZOS 1-  3 VICTORIA

betanzos: Guillermo; Toni Insua, Carneiro, Da Lama (Fran, min.59), Martín Lago; Christian, Berto (David López, min.51); Anthony (Mon, min.46), Óscar Martínez, Héctor Peñamaría (Martín Miño, min.46); Juan de Dora.
victoria: Lucas Cao; Mandayo, Plaza, Pipo, Adri Méndez, Mancebo (Sergio, min.79); Javi Sande, Seo; Martín (Raña, min.70); Cotelo (Carlos, min.61), Padín (Tommy, min.75).
goles: 0-1, min. 5: Seo. 1-1, min.9: Da Lama. 1-2, min.43: Padín. 1-3, min. 45+1: Padín.
árbitro: Enríquez Pereiro (Santiago). Expulsó a Pipo, central del Victoria, por doble tarjeta amarilla en el minuto 56. Amonestó a Christian, Toni Insua, Martín Miño y Juan de Dora, por el Betanzos; y a Martín, por parte del Victoria.


Tarde perfecta para el Victoria