Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Antetokounmpo no es suficiente

Devin Booker y Giannis Antetokounmpo libraron un duelo anotador de muy altos vuelos
|

Giannis Antetokounmpo certificó en el segundo partido de las Finales que la lesión de rodilla está superada, aunque su colosal actuación (42 puntos, 12 rebotes, 4 asistencias y 3 tapones) no bastó para compensar el juego más coral de los Suns, que se impusieron por 118-108 y dominan por 2-0.


A los de de Monty Williams sí les bastó con un cuarto de inspiración, el segundo (30-16), para encarrilar la mitad del anillo. En esta ocasión se bajó del Big Three Deandre Ayton (10 tantos, 11 capturas, 4 pases de canasta, 3 robos y 2 tapones), pero se subió a él Mikal Bridges (27 puntos y 7 rechaces). No fallaron los dos capos, Chris Paul (23 y 8 asistencias) y Devin Booker (31 -7 de 12 desde el arco-, 6 y 5 rebotes). Jae Crowder (11, 10 y 3) completó un cinco titular en dobles dígitos, cifras que en los Bucks no alcanzaron ni PJ Tucker ni Brook López.


Los Suns anotaron 8 triples en el primer cuarto (20 de 40 en el partido, por un pobre 9 de 31 del rival), que aun así se apuntaron los Bucks (26-29). Pero en el segundo llegó la pesadilla para los de Mike Budenholzer. Un triple de Cameron Johnson adelantó a los locales (37-35), por primera vez en el partido. Otro de Pat Conaughton (14 puntos) colocó en el marcador las que serían últimas tablas (41-41). Un parcial de 10-3 puso aire de por medio y un 2+1 de Ayton cerró la primera mitad con dos dígitos de diferencia (56-45).


El tercer acto tuvo un nombre: Anteto. The Greek Freak firmó 20 puntos (la mayor anotación en un cuarto en unas Finales desde 1993), pero ni con una tacada de 13 seguidos en los primeros minutos logró acercar a los Bucks. Booker se encargó de mantener las distancias para unos Suns cuyo único sobresalto fue la lesión de Torrey Craig en el tramo final. También de rodilla, aunque, en principio, sin tan mala pinta como la que sufrió en el primer partido Dario Saric y que le tendrá varios meses de baja.


El cuarto periodo fue un quiero y no puedo visitante. La máxima cercanía llegó en los primeros compases (93-88), pero los Suns contestaron con un parcial de 8-0 que acabó con un duelo donde las otras dos patas del B3 de los Bucks no ayudaron lo que deben, especialmente Khris Middleton (11 puntos, con 5 de 16 en el tiro). Jrue Holiday estuvo un poco menos mal (17, con 7 de 21).


La serie por el anillo vivirá sus dos próximos capítulos en Milwaukee, donde en el duelo de liga regular vencieron los Suns, por 127-128, tras una prórroga y con un tiro libre de Booker a 3 décimas del final. 

Antetokounmpo no es suficiente