Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

El Manchester City priva al Tottenham del ansiado título

El equipo del español Pep Guardiola puede lograr dos títulos más esta temporada: la Premier League y la Liga de Campeones | ANDY RAIN
|

El Tottenham seguirá sin saber lo que es besar las mieles del éxito una temporada más. La Copa de la Liga, su oportunidad para redimirse trece años después, se les escapó cuando un cabezazo de Aymeric Laporte mandó el trofeo al palmarés del español Pep Guardiola y su Manchester City (1-0).


Sonreirá desde su casa José Mourinho, despedido cinco días antes de la final, mientras su ya exequipo caía sin muchos honores en Wembley, donde ocho mil personas –récord en el fútbol inglés desde la pandemia– asistieron a la coronación por cuarto año consecutivo del City en esta competición.


Y es que el Tottenham murió sin dar la cara. Planteó el mismo partido defensivo que el Chelsea hizo hace una semana para eliminar al City en semifinales de la FA Cup. Pero empleando muchos más riesgos atrás, porque el conjunto de Ryan Mason defiende mucho peor que el de Tuchel y tiene un centro del campo mucho menos dominante.


Por eso brotaban a borbotones las ocasiones para los de Guardiola. Se pudieron adelantar muchas veces, con disparos de Mahrez desde la frontal, con internadas de Sterling, incluso con un remate de Foden a bocajarro que salvó Alderweireld con fortuna ya que su rebote se fue a la madera.


Los ‘Spurs’ sobrevivieron casi sin saber cómo. Subsistían ante el yugo del City, que no tenía ni que preocuparse de los contraataques, puesto que Harry Kane ejercía de islote arriba, apenas acompañado de un Heung-min Son que no entró en contacto con la pelota en todo el partido.


Era cuestión de tiempo que cayera el gol, porque el Tottenham se conformaba desde el minuto uno con la prórroga o los penaltis. Con todo el equipo atrás, el balón parado fue la llave para desenmarañar el muro de los ‘Spurs’. Un córner puesto por De Bruyne lo cabeceó entre dos jugadores Aymeric Laporte a ocho minutos del final. Agachaba la cabeza Hojbjerg sabiendo que sus opciones se acababan de esfumar

Ahí moría la resistencia de los de Mason, quien había dado entrada unos minutos antes a Gareth Bale para intentar aprovechar su velocidad a la carrera, sin éxito, como el resto del equipo. Mason, en su segundo partido en el banquillo tampoco pudo conseguir el tan deseado título. 

El Manchester City priva al Tottenham del ansiado título