Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Noelia Villegas: “No me gustaría tener que salir del Deportivo”

Noelia Villegas, defensa del Deportivo Abanca, trota por el campo de Abegondo antes de un partido amistoso ante el Viajes Interrías | rcd
|

Llegó al Deportivo Abanca en la temporada del estreno blanquiazul en Primera Iberdrola para aportar experiencia a la zaga y se asentó en el equipo titular como central izquierda en un equipo que maravilló al fútbol español. Esta temporada, en una situación más complicada y alternando el lateral zurdo con una posición como central en una defensa de tres, Noelia Villegas Rico (7 de enero de 1996; San Fernando, Cádiz) sigue teniendo un puesto indiscutible en el once. Sincera y abierta, la jugadora andaluza analiza la situación del Depor y sus posibilidades de salvación.


¿Qué sensaciones te quedaron después de la derrota contra el Real Madrid?

Al final lo que importa es el resultado pero creo que competimos bien y eso también importa para lo que queda de temporada. Ante un rival complicado conseguimos competirle y plantarle cara. Si jugamos al mismo ritmo el resto de la temporada, seguro que sumamos y nos va a ir mucho mejor. La primera aparte estuvo bastante bien. Ellas se pusieron incluso un poco nerviosas porque su primera idea no funcionaba y tuvieron que cambiar un poco su manera de jugar. Con su primer gol fue donde cambió la situación. No pienso que bajáramos los brazos pero te hacen un gol y se pierde un poco esa esperanza de sumar. Pienso que en los primeros 45 minutos merecíamos el gol


¿Cómo está el equipo de ánimo tras otra derrota?

El equipo mentalmente es consciente de que la situación es complicada. Estamos ahí abajo sin salir jornada tras jornada y mentalmente es algo duro pero queda prácticamente toda la segunda vuelta y el cambio del equipo ha sido tremendo. Si lo seguimos haciendo como lo estamos haciendo, el trabajo tendrá su fruto y sumaremos más que hasta ahora.


La mejoría es evidente pero cada vez hay menos tiempo. ¿Todavía hay margen?

Seguimos dependiendo de nosotras mismas. Quedan muchas jornadas por competir. La competición está igualada y son muchos los equipos que estamos ahí. Hay 7-8 equipos que pueden entrar y salir de ahí abajo en cada jornada dependiendo de los resultados. Eso hace que no se nos vayan demasiado lejos los demás equipos y que en todas las jornadas haya esa esperanza de que todavía se puede.


Este sábado os toca visitar al Atlético de Madrid. ¿Aún duele el 1-8 de Riazor de la primera vuelta?

El Atlético quizá no está en su mejor momento pero es un equipazo increíble. Tiene jugadoras muy buenas individualmente y también son buenas todas juntas. Es un partido complicado pero son tres puntos como en cualquier otro partido. Estamos trabajando para llegar allí, dar la cara y todo lo que sea sumar, será bueno para nosotras.


¿Hay ganas de demostrar que el 1-8 fue un accidente?

Siempre hay ganas de demostrar pero no solo contra el Atlético. En cualquier partido queremos demostrar todo el trabajo que hacemos y que queremos salir de ahí. Y también queremos demostrar que se puede disfrutar del fútbol que nosotras hacemos.


Varios equipos de la zona baja han podido puntuar allí.

Quizá es el año que más posibilidades hay de hacerle daño al Atlético. Es complicado pero hay bastantes equipos que se lo han hecho.


Ainoa y Alba Merino no podrán jugar por sanción. Toca remodelar el centro del campo con las limitaciones que provoca una plantilla corta.

Es cierto que tenemos una plantilla un poco cortita pero contamos con varias jugadoras del segundo equipo y ellas cada día se encuentran mejor y se nota menos la diferencia de nivel que había al principio entre las categorías. Ellas son catalogadas jugadoras del segundo equipo pero son una más del primer equipo.


En el Depor ya has jugado de central y lateral izquierda y ahora lo haces de central en una defensa de tres. ¿Cómo te estás encontrando en esta demarcación?

Cuando juego de central, tanto en defensa de cuatro como de cinco, me siento más cómoda, es mi sitio de confianza y puedo explotar mis capacidades de mejor manera. Esta temporada al principio me costó un poco más de lateral pero poco a poco me terminé de encontrar cómoda e igualmente puedo hacerlo bien. Yo estoy a disposición del entrenador y del equipo.


¿Como has vivido tú como defensa los cambios en la salida de balón del equipo respecto al curso pasado?

Este año el trabajo que llevábamos haciendo en pretemporada no se vio reflejado en los primeros partidos y eso hace que no tengas tanta confianza con balón. Sin embargo, el año pasado fue algo que nos salió desde el primer momento y se creyó en eso porque la gente estaba con confianza. Al principio nos faltaba eso, un poco de confianza, pero creo que lo hemos conseguido en los últimos partidos y ahora, con defensa de cinco, la salida está siendo más clara y con mejor juego.


¿Ahora te sientes más segura y para poder arriesgar más?

Somos tres centrales y hay más jugadoras para poder conducir y para poder saltar líneas.


Tanto de lateral como de central izquierda sueles buscar mucho el pase de media y larga distancia sobre Athenea.

Según lo que pida el entrenador, yo intento adaptarme. Pero es cierto que esa es una salida y un apoyo para mí que está siempre. Me entiendo muy bien con ella y es algo que tengo seguro y que yo sé que no va a fallarme en caso de que no me esté saliendo lo que tenga que hacer. Yo sé que voy a poder darle siempre el balón porque es muy buena y ella sabe que yo la voy a buscar.


Titular indiscutible el curso pasado y este también pero los focos se centran en otras jugadoras. ¿Crees que se te valora en la justa medida?

Al final me tengo que valorar yo. Cuando estoy bien me lo digo a mí misma. Y cuando no estoy bien yo misma me echo la bronca y me digo que tengo que apretar y cambiar. Además, siento el cariño del equipo, del cuerpo técnico y del club y sé que están a gusto conmigo. Respecto a las redes y a los medios, por lo general se le suele dar más atención a la gente que hace gol pero es algo normal. Me parece bien y no es algo que me afecte.


Eres de las jugadoras del equipo con más experiencia en Primera. ¿Cuál es tu rol en ese sentido en el equipo?

Ahora no estamos en el mejor momento y por mi experiencia ya he estado varias veces en esta situación. Lo he pasado mal ya antes y por suerte o por trabajo siempre he conseguido un resultado positivo después de una situación complicada. Y por eso pienso ‘si ya lo hice una vez, ¿por qué no voy poder hacerlo ahora?’. Esa fuerza de haberlo conseguido otros años es con la que intento empujar a mis compañeras y decirles que se puede, que queda mucho y que si creemos en nuestro trabajo, lo conseguiremos.


Has estado en los dos equipos que en Primera han encadenado ocho derrotas en sus primeras ocho jornadas: el Depor y el Fundación Albacete 2017/18. Aquel equipo se salvó. ¿Cuál fue la receta?

Lo fundamental fue creer en nosotras y seguir haciendo lo que veníamos haciendo cambiando esos pequeños detalles que nos hacían perder puntos. Pusimos más esfuerzo en esas cositas y lo que nos hizo luchar hasta el final fue el propio vestuario, creyendo en la que teníamos al lado y ayudándola tres veces más. 


“Siempre estoy de risa e intentado que haya buen ambiente”


La futbolista zurda habla de su forma de ser, de la bromista Alba Merino, de su futuro en el Depor y de la adaptación a A Coruña.


Tus compañeras siempre te mencionan como una de las más bromistas. ¿Es así? 

Es mi forma de ser, no lo puedo evitar. Siempre estoy de risa e intentado que haya buen ambiente. Y no solo yo, hay mucha gente que está de cachondeo y pasándoselo bien. Cuando estás pasando un mal momento, eso te ayuda a liberarte y sentirte mejor para seguir intentándolo. Es algo positivo que tiene este vestuario. Tenemos ese buen rollo y ganas de pasarlo bien sin dejar nunca de trabajar, que es lo importante.


¿Quién te sigue más en esa faceta?

La que sigo yo. Porque está Alba Merino y luego todas las demás. Es risa constante. Nada de lo que ella diga puedes creértelo y genera siempre muy buen rollo.


¿Recuerdas alguna anécdota con ella o que ilustre este buen rollo en el equipo?

No recuerdo una anécdota concreta pero está todo el rato bailando (Alba). E imagínate esos bailes, que no son nada serios y que no tienen nada que ver con la música que está sonando. Además a veces hacemos imitaciones de nosotras mismas.


Tienes contrato hasta 2022. ¿Seguirás en el Deportivo la temporada que viene?

Ahora mismo solamente pienso en intentar salir de la situación en la que estamos porque creo que lo merecemos. Es el objetivo más próximo. Ojalá el Depor se quede en Primera y yo pueda seguir en Primera tal y como teníamos firmado porque estoy muy contenta con el club por la confianza que me ha mostrado. No me gustaría tener que salir.


¿Te sientes una deportivista más?

Una de las cosas que más me llenó cuando llegué fue la afición. Nunca había vivido partidos con tanta gente y con tanto apoyo. Salía al campo y la gente estaba gritando y apoyándote de corazón. Fue una de las cosas que me dio energía y me di cuenta de que la gente de aquí siente al equipo. Ahora siento ese sentimiento de ir todos juntos y unidos. E incluso con poco aforo te llega el apoyo. Es algo que agradezco y me hace sentir esa ilusión y ese deportivismo del que hablas.


¿Y cómo te encuentras en A Coruña? 


Es una ciudad del norte, lo contrario a de donde soy, pero me adapté bien porque es una ciudad con un rollo parecido. Es pequeña y puedes desplazarte fácilmente. Si lo comparo con Madrid, no tiene nada que ver. Es más cómoda, más cercana y me adapté rápido porque es cómo me gusta a mí vivir. Lo que peor llevo es el tiempo. Siento que es muy oscuro, que llueve y que apenas sale el sol tres días seguidos, pero no es algo que me afecte demasiado.


"Si conseguimos nuestro objetivo, no tenemos por qué depender de otros"


Villegas analizó brevemente la situación del Depor masculino y las posibles consecuencias de cara al resto del club.


¿Cómo viviste que el Depor masculino se haya quedado sin opciones de ascenso a Segunda?

Es algo que nos duele a todos. Somos compañeros y todos queremos lo mejor para todos. Ha sido una pena pero ellos no dejan de trabajar para conseguir lo máximo y espero que las cosas le vayan mejor en lo que queda de temporada y también a largo plazo. 


¿Esto compromete el proyecto del Depor Abanca de alguna forma?


Sinceramente pienso que el mal de uno no tiene porque afectar al otro. Nosotras tenemos nuestro camino y podemos guiarnos por nosotras solas. Somos el mismo club pero si conseguimos nuestro objetivo, no tenemos por qué depender de otros.

Noelia Villegas: “No me gustaría tener que salir del Deportivo”