Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

El Rayo, la casa de los líos

Camila Sáez, elegida mejor jugadora del mes de enero por la afición del Rayo Vallecano, protesta durante un partido de Primera Iberdrola | europa press
|

El Deportivo Abanca se enfrentará a domicilio el domingo a (12.00 horas) al Rayo Vallecano, un equipo que está consiguiendo rendir en el césped a pesar de atravesar decenas de problemas extradeportivos durante toda la temporada. Es la casa de los líos.


1 Retraso continuado en la pretemporada

A pesar de que la Primera Iberdrola ya tenía una fecha de regreso inicial (5 de septiembre), que posteriormente se retrasaría, el Rayo Vallecano no empezó la pretemporada el 14 de julio, como tenía previsto, ni tampoco en las semanas posteriores. Primero alegó que LaLiga tenía controlada la Ciudad deportiva Fundación Rayo Vallecano debido al protocolo de prevención del COVID-19 por ser un espacio que ocupaba el primer equipo masculino. Más tarde, varios medios que siguen al club franjirrojo, como Unión Rayo, desvelaron que el presidente Raúl Martín Presa no quería que el equipo femenino volviese al trabajo hasta agosto para, como las futbolistas habían terminado contrato el 30 de junio, ahorrarse la nómina de julio y firmar un nuevo contrato en el cambio de mes. Días después, el club ofreció su versión y aseguró que estaba a la espera de un protocolo para autorizar la vuelta al trabajo.


Y así pasaron los días hasta que el Rayo se convirtió el 4 de agosto en el único equipo de Primera Iberdrola que no había iniciado la pretemporada.


2 Salida de Barroso y equipo bajo mínimos

En medio del jaleo creado ante la negativa del Rayo a comenzar la pretemporada, saltó la noticia, el 24 de julio de 2020, de la salida del director de cantera del Rayo y responsable del equipo Femenino, Juanma Barroso. Un nuevo problema inesperado que dejó al club en un clima de incertidumbre ya que Barroso había llegado a acuerdos con entrenadores de la cantera y jugadoras del femenino y ahora se quedaban en el aire.

Por otro lado, la plantilla del Rayo estaba bajo mínimos a inicios de septiembre con solo once jugadoras confirmadas a pocos días para que se cerrara el mercado de fichajes. Frentes abiertos por todas partes que desataron las críticas de las Peñas rayistas, que exigieron en un comunicado que se tratase al equipo femenino “con el rigor y profesionalidad que nuestras jugadoras merecen, y no con la cobardía de un presidente que alardea de valores e igualdad mientras condena al femenino al ostracismo”.


3 Único club en contra de empezar la liga

El Rayo, sin la pretemporada iniciada, se plantó también ante la presión de los demás clubes. El el 1 de agosto de 2020, la Real Federación Española de Fútbol fijó una nueva fecha de inicio para la Primera Iberdrola (18 octubre) pero dejó abierta la posibilidad a adelantar el comienzo en caso de acuerdo por unanimidad entre los clubes. Eso no sucedió porque el Rayo, que insistió en no entrenar hasta que hubiera protocolo fijado y contar con un mínimo de 30 días de pretemporada, fue el único que se negó a empezar antes del 18.


Días después, el 9 de septiembre, se llegó a un principio de acuerdo para la elaboración de un protocolo contra el COVID-19 para el deporte no profesional y se adelantó el inicio del campeonato al 4 de octubre pero sin el Rayo, que comenzaría su participación el 18 de octubre en la tercera jornada de liga. Y así fue como, el 15 de septiembre, el Rayo empezó su pretemporada a las órdenes de Carlos Santiso.


4 Aplazamientos entre ciertas sospechas

Además de tener pendientes las dos primeras jornadas de liga debido a su retraso en el inicio de la competición, el Rayo comunicó varios casos positivos de COVID-19 en las primeras fechas de noviembre que provocaron la suspensión de otros tres encuentros de las jornadas 5, 6 y 7 ante Barcelona, Betis y Deportivo Abanca, respectivamente.


Una noticia que levantó ciertas suspicacias en el fútbol femenino como apuntó Esther Sullastres, portera del Deportivo, en una entrevista concedida el pasado mes de enero a este diario: “La competición ya está adulterada desde el momento en el que el Rayo pide empezar dos semanas más tarde la liga y de sus primeros cinco partidos, aplaza tres. La RFEF es conocedora de que los partidos aplazados fueron por evitar una sobrecarga de partidos y no por casos COVID como manifestaron”, argumentó la arquera blanquiazul.


5 La foto viral de los bocadillos de pavo

Cuando parecía que las aguas se calmaban en el entorno del Rayo, el diario Marca desveló, el 7 de diciembre, el descontento de las jugadoras con el trato del club, ejemplificado en la comida que recibieron en la vuelta de un partido en Valencia: dos sanchiwch de pavo y dos manzanas. La foto de los bocadillos se hizo viral y también salieron a la luz retrasos en el pago de las nóminas que la directiva se apresuró a desmentir. La nueva polémica ya estaba montada.


200 días

Es el tiempo que estuvo el Rayo sin entrenar desde la suspensión de la 2019/20 y su inicio del trabajo en la 2020/21.


A partir de ahí, la AFE emitió un comunicado respaldando a la plantilla rayista y afirmando que procedería a denunciar su situación, mientras que el presidente Martín Presa tildó la situación de “extorsión orquestada” a la vez que comentó que la imagen difundida de los bocadillos estaba “completamente manipulada”. Y ahí no quedó la cosa porque el club, días más tarde, anunció que iba a investigar una parada realizada por el equipo femenino en el viaje de vuelta de San Sebastián que podría haber vulnerado el protocolo contra el COVID-19.


6 Quejas por el estado de los vestuarios

El pasado diciembre también emergió una nueva polémica relacionada con la precariedad de los vestuarios del equipo visitante en la Ciudad deportiva Fundación Rayo Vallecano después de que el Sporting Huelva denunciase que sus jugadoras se tuvieron que “cambiar en el suelo y en la calle”, como señaló el segundo entrenador del cuadro andaluz, Rubén Osuna, en redes sociales.


No fue el único equipo que sufrió lo mismo, ya que también lo hizo el Eibar aunque no lo denunció públicamente. Sí lo recogió la colegiada Gil Soriano en el acta del partido entre el Rayo y el conjunto armero: “Antes del inicio del encuentro, la delegada del equipo visitante, Doña Laura Tenorio Rodríguez nos comunica que a su llegada el equipo local le ha ofrecido un vestuario sin asientos para que sus jugadoras puedan cambiarse adecuadamente“, señaló la árbitra gallega. Un nuevo follón mediático que volvió a despertar el enfado de las Peñas rayistas, que pidieron “un Rayo Femenino digno y de Primera”.


7 Viaje por su cuenta de trece jugadoras

Recientemente, a finales del pasado mes de enero, el Rayo volvió a estar en el foco de interés tras el partido a domicilio ante el Barcelona por el viaje de regreso a Madrid de 13 jugadoras al margen de sus compañeras. La web matagigantes.net desveló que nueve futbolistas volvieron a la capital en AVE y otras cuatro lo hicieron en avión pagado de su bolsillo para poder descansar ante la obligación de estudiar o trabajar al día siguiente teniendo en cuenta que el autocar del equipo llegaría a Madrid de madrugada.


La respuesta del club no se hizo esperar y emitió un comunicado asegurando que estudiaría unos hechos que calificó de “gravísimo acto de indisciplina” y que podrían incumplir el protocolo anti-COVID.


8 Críticas de ex y movimiento político

A lo largo de la temporada y ante la aparición de polémicas en cada esquina, algunas exfutbolistas del Rayo Vallecano mostraron su enfado por la situación del club.


Por ejemplo, Natalia Pablos afirmó que “se está esperando a que el Rayo descienda y cueste menos económicamente”, mientras que Sonia Bermúdez, también internacional española, comentó que el equipo “no se merece el trato que está recibiendo, me da tristeza y lástima”. Además, Alicia Gómez apuntó que “el Rayo Femenino merece un poco más de respeto”


Por último, el grupo político Mas Madrid presentó hasta en dos ocasiones una moción de urgencia para pedir “condiciones dignas” para el Rayo, pero fue rechazada por PP, Ciudadanos y Vox, aunque este último partido se abstuvo en la segunda votación. 


Dos caras

El Rayo Vallecano, uno de los clubes históricos en el fútbol femenino español, se mantiene en la élite pese a las continuas polémicas que asaltan su actualidad.


Deportiva | rendimiento digno sobre el césped

El Rayo ocupa la undécima plaza con cuatro puntos de ventaja sobre la zona de descenso. Un colchón aceptable para un equipo que ha conseguido empatar ante el Levante, el Atlético y el Athletic.


Institucional | críticas constantes a martín presa

El presidente Raúl Martín Presa es el foco de las críticas de parte de la afición rayista por motivos que han ido desde el caso Zozulya hasta la gestión del equipo femenino pasando por sinfín de polémicas.



El Rayo, la casa de los líos