Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

El Celta cae en Mestalla en una prolongación maldita

Los olívicos cosecharon ayer su novena derrota de la temporada en el torneo liguero | Juan Carlos Cárdenas
|

El Celta cayó en Mestalla ante el Valencia tras encajar dos goles de Manu Vallejo y Kevin Gameiro en el tiempo de prolongación, en un encuentro en el que el conjunto gallego estuvo en inferioridad numérica la última media hora de juego por la expulsión de su portero Rubén Blanco.


El Valencia saltó al terreno de juego tratando de hacer olvidar la mala imagen ofrecida ante el Real Madrid con un Kang In Lee buscando más protagonismo que en otras ocasiones, bajando a la medular para estar más en contacto con el balón.


A esa mayor posesión inicial del equipo de Javi Gracia le fue dando la vuelta el conjunto olívico con el paso de los minutos, aunque ni unos ni otros fueron capaces de generar ocasión alguna hasta que en el ecuador del primer tiempo Wass sorprendió con un gran disparo desde la frontal que acabó en gol aunque fue anulado por fuera de juego en el inicio de la jugada del danés.


Partido sin ritmo

Las continuas interrupciones y el fútbol horizontal de ambas formaciones apenas dio ritmo a un partido en el que los locales no encontraron la forma de hacer daño a su rival, mientras que los celestes echaron mucho en falta la ausencia de Iago Aspas en su faceta ofensiva ya que el portero valencianista Jasper Cillessen apenas tuvo que intervenir.


En la reanudación, el Valencia incrementó su dominio aunque tan solo conseguía generar cierta inquietud con las subidas por la banda izquierda de Gayà. Al cuarto de hora de juego, una gran asistencia al hueco de Kang In para Maxi Gómez acabó con el guardameta visitante expulsado, tras consultar el árbitro Valentín Pizarro con el VAR.


El Valencia buscó la victoria ante un Celta bien pertrechado atrás. Sin embargo, en el tiempo de prolongación Manu Vallejo y Gameiro anotaron dos goles que impidieron puntuar a los de Eduardo Coudet. 

El Celta cae en Mestalla en una prolongación maldita