Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

A punto de caramelo

Imagen del duelo en Riazor entre el Basquet Coruña y el Palencia, uno de los dos integrantes del top-5 a los que aún deberán enfrentarse los pupilos de Sergio García | Quintana
|

A falta de cinco partidos por disputar de la primera fase, el Basquet Coruña tiene prácticamente en el bolsillo la clasificación para la segunda, el primer objetivo de esta temporada.

Tras once encuentros jugados, el equipo herculino suma ocho victorias, cuatro más que el virtual quinto clasificado, el Oviedo, que ha saltado a la pista dos veces menos que el BC, y cinco más que el conjunto que figura oficialmente en esa posición, el Ourense (3-8).

En caso de que el equipo carbayón, que cayó por 62-60 en Riazor, gane su compromiso pendiente –el otro partido de diferencia es porque su jornada de descanso es anterior a la del Basquet Coruña, que la cumplirá esta misma semana– en la cancha del Melilla, al grupo dirigido por Sergio García podría bastarle con solo un triunfo más para asegurarse su presencia en la fase con diez equipos que ordenará el cuadro de los playoffs con los ocho primeros para luchar por la única plaza de ascenso que hay esta temporada.

 

¿Uno menos?

Este fin de semana el Oviedo recibe al Ourense, al que, en caso de superarlo, dejaría prácticamente fuera de la batalla por el top-5 final, en la que aún podrían meterse incluso los tres últimos, todos ellos con varios partidos pendientes: Melilla (3-6), Tizona (3-5) y Cáceres (3-5).

Naranjas y azules se verán las caras en la última jornada de este Grupo A. Será en Pumarín, pista donde el Coruña nunca ha ganado en nueve visitas entre LEB Oro y LEB Plata. Romper el terrible maleficio supondría, además, una victoria más para la segunda fase, a donde se arrastran las conseguidas ante los otros equipos del grupo que avancen.  

En este sentido, la ‘marea naranja’ suma actualmente cuatro, ante el propio Oviedo, el Palencia (cuarto clasificado con 6-5 de balance), y las instrumentales a domicilio contra el Real Valladolid y el Breogán, por dos derrotas, ambas en casa, ante los cuadros pucelano y lucense. Le queda visitar Palencia y la capital del Principado vecino.

 

Ventaja celeste

El Breogán tiene marca de 5-1 a falta de jugar a domicilio ante el Real Valladolid y recibir al Palencia. El equipo pucelano suma dos triunfos –en Riazor y ante el Palencia–, cuatro derrotas y le resta recibir al líder Breogán y a un Oviedo que presenta el peor balance: 1-4 (la victoria frente al Valladolid) y jugará en casa contra el Coruña y a domicilio frente al Valladolid y el Palencia.

Por último, el conjunto palentino ha ganado dos partidos (en Oviedo y contra el Valladolid) y perdido en el Polideportivo Pisuerga, en el Palacio de Riazor y en el Pazo Provincial de Lugo. Ejercerá de anfitrión contra la ‘marea naranja’ y el Oviedo y de visitante en Lugo. El balance histórico del Basquet Coruña en Palencia es el segundo peor desde que aterrizó en Oro: 2-9. Otro reto a superar por el BC.

 

Grupo B

En el Grupo B, que cuenta con diez equipos, manda el Castelló (9-3), aunque el líder virtual es el Lucentum Alicante (9-2), que la próxima semana se jugará contra el Breogán la Copa Princesa. El líder oficial presenta un balance de 2-1 contra los otros equipos ubicados en un top-5 que también marca distancias con el resto, ya que el sexto clasificado, el Real Murcia, tiene dos victorias menos y un partido más disputado que el quinto, el Almansa (6-4).

La marca del cuadro alicantino contra los otros de la primera mitad de la tabla es de 3-2, que incluye una arrolladora victoria (62-85) en Castelló.  Tercero es el Granada, con 7-3 de balance general y 2-2 ante equipos del top-5, en el que también se encuentra el Palma, cuarto con 6-5. Podría meterse en la lucha el Lleida, que suma dos victorias menos que el Almansa con un partido menos disputado. El resto están virtualmente descartados.

A punto de caramelo