Domingo 26.05.2019

Una tercera victoria consecutiva aseguraría la entrada al ‘play-off’

Equipos como el Deportivo, que acaba de militar en Primera, y con tanto buen historial, no puede dejar la imagen del sábado en La Romareda. Vencer es una historia y convencer es otra. El planteamiento inicial, siempre apoyado en la joya que tiene bajo palos, Dani Giménez, fue de salir a no perder, ya que hasta el minuto 83, en el que Pedro Sánchez, sacó un buen zapatazo que sorprendió a Cristian Álvarez, resultó traerse para La Coruña los tres puntos en juego. El futuro de lo que resta de Liga tiene que ir por el mismo camino, pero sin dejar de ir perfilando la alineación fija de cara al playoff, ya que depende exclusivamente de sus propios méritos...venciendo sí pero a la vez convenciendo. ¿O no?.

Las bases, según las últimas confrontaciones, parecen que van aclarándose en el trabajo que viene haciendo José Luis Martí, si bien es cierto que físicamente el equipo actual aún dista un poquillo del que solía preparar y tener a punto por José Ángel Franganillo, uno de los mejores preparadores físicos que ha pasado por el club coruñés, tanto en Primera como en sus buenas campañas en Champions. 

Aquello era una exhibición técnico-física pocas veces vista. Me consta que en ello trabaja y se centra, cada día más, el nuevo responsable técnico del equipo, tanto centrándose en una plaza en el ‘play-off’ como en uno de los dos primeros puestos que suponen ascenso directo a Primera División.

Y con esto ya estamos metidos de lleno en los cinco últimos partidos de la Liga 123, el domingo con la visita del Cádiz, otro de los que luchan por mantenerse en el grupo de aspirantes al ‘play-off’. Es uno de los pocos rivales que marcó más goles (3) al Deportivo, que perdió Ramón de Carranza, en la primera vuelta, por 3-0.

No cabe duda que el conjunto gaditano, de la mano de Álvaro Cervera, viene siendo uno de los cocos de la categoría y llega al Abanca-Riazor dispuesto a todo, pero el Depor, que ahora mismo depende de sí mismo, no puede ni debe ceder lo mínimo de cuantos puntos va a disputar de aquí al 9 de junio. O sea, una tercera victoria consecutiva supondría en asegurar un poco más su presencia en seguir aspirando a meterse de lleno en su objetivo. El estadio coruñés está a obligado, y el deportivismo también, a ser ese fortín que tantos éxitos acumularon los blanquiazules en distintas fases de la competición. Que no decaiga el ánimo y como siempre...¡Forza Depor!.  

P.D.- Después de una larga competición los árbitros de Segunda habrán tomado buena nota de tan falta simulada que se registran cada jornada, para establecer una normativa que acaben de una vez de tan lamentable espectáculo para miles de espectadores. El fútbol es eso de tirarse al suelo por el mínimo contacto y, en muchos casos hasta hay víctimas que también se hacen merecedores de tarjeta amarilla. Y no digo más de los codazos. Toda una vergüenza para el fútbol español.

Una tercera victoria consecutiva aseguraría la entrada al ‘play-off’
Comentarios