martes 07.07.2020

Los revulsivos del Depor

Allá por el mes de enero, cuando recibí la amable invitación de este diario para escribir semanalmente en él, pensé “qué bien, voy a empezar ahora que nos estamos hinchando a ganar partidos”. Y sí, así era efectivamente. Lo que pasa es que me estrené el día del Girona. Es decir, ese día que íbamos 2-0, que nos empataron al final, que nos cortaron la racha de 7 partidos ganando y que inauguró la racha de 7 partidos sin ganar. Y nada, que menudo peso me han quitado de encima con la victoria en Elche. Ya tenía ganas de escribir después de una victoria.

Escribo esto cuando aún no se ha jugado el partido contra la Ponferradina, pero si una cosa podemos sacar en claro de los cuatro partido post-pandemia disputados es que Fernando Vázquez ha sabido sacar partido de las novedades que nos ha traido la nueva normalidad. Ha utilizado los cinco cambios permitidos –salvo el día del Elche- y le ha dado un vuelco a los partidos en las segundas partes que hace unos pocos meses nos parecía imposible. 

Quitando al incombustible Dani Giménez, es raro encontrar un futbolista que haya jugado dos partidos completos de forma consecutiva. Y eso se ha traducido en que tras unas primeras partes malas, horribles o peores, se haya podido salvar los partidos en unas segundas partes bastante mejores.

En Oviedo, y tras un 2-0 que era hasta casi corto y con la chilena de Sabin al filo del descanso, Keko y Mollejo salieron por Beauvue y el desafortunado Ba y el partido que cambia radicalmente. 

El día del Rayo más de lo mismo: un Deportivo que se ve con un 0-2 cuando parecía que ni había saltado al campo y que tras un triple cambio en el descanso (Çolak, Santos y Vallejo por Keko, Salva Ruiz  y Alex) el partido que cambia y se empata en 5 minutos. 

Pudo ganar el Depor incluso antes del penalti, aunque también pudo perder. Lo importante fue la reacción. En otro momento, un 0-2 en el minuto 21 sería una puntilla insalvable para nuestro equipo. Ahora ya no es así.

Y llegamos al martes pasado. Un Elche que domina el partido, un Gaku que suelta una patada a destiempo y que nos deja con 10. En otro momento simplemente habría que esperar a que nos fueran cayendo los goles. Pues no, salen Mollejo y Vallejo en el minuto 58 y los dos futbolistas -que entre los dos no suman mi edad- y que nos dan la alegría de la semana y de paso me permiten escribir sobre una victoria del Depor.

No sé cómo habrán quedado este sábado, pero la conclusión que podemos sacar es que Fernando Vázquez sabe leer los partidos cuando estos van mal y que parece que acierta con los cambios que hace. Ahora ya sólo falta que esas reacciones empiecen en el minuto 1 y no en el 46.

Y nada, que con el Girona se rompió la racha de 7 partidos consecutivos ganando, con el Elche se rompió la de 7 partidos sin ganar. ¿Qué racha toca ahora?

Y oye, ¡que tenía muchas ganas de escribir sobre una victoria! ¡Gracias Vallejo!

Comentarios