domingo 20/9/20

Intereses en el negocio del fútbol

Se espera que hoy la Real Federación Española (RFEF) tome una decisión en relación al caso del Fuenlabrada, ya que a la vista de las pruebas recabadas por el juez instructor es muy probable que proponga una dura sanción al club madrileño por no haber cumplido las normas establecidas por la propia Liga Nacional de Fútbol Profesional, de la Federación ni del Consejo Superior de Deportes. Por lo tanto, culpable.

Sin embargo, el Fuenlabrada fue ‘obligado’ por Javier Tebas a desplazarse hasta A Coruña incumpliendo varias reglas, entre ellas advertir a las autoridades sanitarias de su comunidad que había varios casos positivos por coronavirus. Esa es la realidad, que el presidente de la Liga llegó a asumir toda la culpa con aquella famosa frase, que si hay que guillotinar a alguien que sea a él, porque el Fuenlabrada había seguido fielmente las órdenes que él les transmitió.

Visto lo visto, al margen de lo que decida hoy el juez instructor con su propuesta de sanción, supongamos que descienden al club madrileño. ¿Que pasaría? Pues que el Depor mantendría la categoría.

Tebas, por si las moscas, ya presentó en un juzgado de Madrid el correspondiente escrito con el objetivo de que un juez ordene a la Federación inhibirse en este caso, ya que se trata de competencias exclusivamente del fútbol profesional. Ya lo hizo en otras ocasiones y le salió bien. Pero para reforzar, el dirigente de la patronal futbolística sigue tirando de agenda de sus principales afines para que salgan a la palastra y defienda sus teorías, ayudado por su campaña mediática.

Cómo le van a negar algo a Tebas si luego le cobrarán el favor a modo de facilitar acreditaciones y permisos para utilizar el nombre de la Liga en promociones y esas cosillas, que ayudan a tirar de la audiencia. Así es el negocio del fútbol en este país, que todo se mueve por los intereses.

Comentarios