martes 15.10.2019

De Villiers supera a Sainz y consigue su cuarta corona

Concluyó la cita del país norteafricano, en la que Fernando Alonso no ha podido destacar debido a los innumerables problemas que ha tenido que afrontar
El madrileño ganó las etapas del lunes y del martes  | media racing
El madrileño ganó las etapas del lunes y del martes | media racing

El piloto español Carlos Sainz (Mini) no pudo con el surafricano Giniel de Villiers (Toyota Hilux), que finalmente se impuso como ganador absoluto del Rally de Marruecos, una prueba en la que abandonó el qatarí Nasser Al-Attiyah, que empezó la carrera como gran favorito. 

Sainz necesitaba recortar los más de cuatro minutos que le aventajaba el surafricano, pero éste último supo conservar la ventaja en todos los puntos de control, sin que Sainz pudiera hacerle sombra en ningún momento de la etapa. 

En la etapa de ayer, tras De Villiers entraron el holandés Bernhard Tenbrinke, con 26 segundos de diferencia, y el saudí Yazeed Al Rahji, a 1 minuto y 17 segundos. Todos ellos corrían con Toyota Hilux. 

De Villiers, que ayer sacó más de trece minutos a Sainz, gana así por cuarta vez el rally marroquí, esta vez bajo los colores de Toyota, mientras que antes lo hizo con Nissan y con Volkswagen. 

La gran decepción ha sido sin duda Al-Attiyah, que el martes abandonó la carrera y volvió a la meta por carretera, siendo sancionado con setenta horas, lo que le quitó toda opción de victoria; esta misma mañana, aún se especulaba con que correría la última etapa, pero finalmente no se presentó. 

Mucho retraso
Fernando Alonso (Toyota Hilux) acumuló un gran retraso tras dos jornadas aciagas, una de ellas al pinchar tres veces llevando solo dos ruedas de repuesto, y la segunda al caer en una zanja no señalizada y romper el eje delantero. 

Este segundo accidente, que le supuso una penalización de setenta horas, lo dejó fuera de toda aspiración, pero aunque no hubiera sido así, el retraso que acumulaba con el cabeza de carrera tras la etapa del martes superaba las siete horas. 

Alonso había planteado la prueba marroquí como un ensayo ante el Dakar 2020, que se correrá en Arabia Saudí, y aunque se ha mostrado optimista en sus declaraciones de los pasados días, su rendimiento ha estado muy lejos de sus mejores actuaciones.

Aún así, el asturiano seguirá intentando mejorar antes de la gran cita del año que viene.

Comentarios