Miércoles 20.06.2018

POLIDEPORTIVO Í ATLETISMO

Coleman busca la investidura

Siete meses después de la retirada del mejor velocista de todos los tiempos, Usain Bolt, el estadounidense Christian Coleman acude a los Mundiales en pista cubierta de Birmingham (Inglaterra) con el propósito de ser investido, con 21 años, nuevo rey del sprint.

Coleman batió a Bolt en los Mundiales al aire libre de 2017, aunque cedió ante Gatlin  | aec
Coleman batió a Bolt en los Mundiales al aire libre de 2017, aunque cedió ante Gatlin | aec
Coleman busca la investidura

Siete meses después de la retirada del mejor velocista de todos los tiempos, Usain Bolt, el estadounidense Christian Coleman acude a los Mundiales en pista cubierta de Birmingham (Inglaterra) con el propósito de ser investido, con 21 años, nuevo rey del sprint.

El ‘guepardo’ de Atlanta forma parte de la nómina de 632 atletas de 144 países inscritos en la 17ª edición de los Mundiales indoor, que se disputan desde hoy hasta el domingo. Por primera vez el programa incluye un cuarto día.

Con su récord mundial de 60 metros (6.34) todavía caliente, Coleman llega a Birmingham en busca de la coronación definitiva. Si la consigue, será su primera medalla de oro en un gran campeonato. Pero tendrá que vencer, entre otros, a su compatriota Ronnie Baker, segundo del ránking mundial con 6.40, y al chino Bingtian Su, tercero con 6.43.

La competición arranca con la disciplina de resolución más previsible de los campeonatos: el salto de altura femenino, donde la rusa Maria Lasitskene disfruta de un plácido reinado desde que Ruth Beitia se proclamó campeona olímpica en Río 2016.
La altura masculina presenta como gran favorito al qatarí Mutaz Essa Barshim, atleta mundial del año 2017 y líder de la actual temporada bajo techo con 2,38. Aspira a recuperar el título que ganó en 2014, con permiso del ucraniano Danil Lysenko (2,37).

La pértiga masculina presenta el mayor nivel de su historia: ocho atletas por encima de 5,88 este año, la tarea del francés Renaud Lavillenie, plusmarquista mundial y defensor del título, no parece fácil.
Otro gran favorito es el ochocentista polaco Adam Kszczot, subcampeón en las dos últimas ediciones de los Mundiales indoor y que, después de dos oros europeos al aire libre y tres en sala, aspira a conseguir su primer título global. Este año ha ganado las seis carreras que ha disputado.

Contra tres etíopes
Los 3.000 metros masculinos ofrecen un cerrado duelo entre los tres etíopes que encabezan el ránking mundial: Selemon Barega (7:36.64), Hagos Gebrhiwet (7:37.91) y Yomif Kejelcha (7:38.67), con el español Adel Mechaal, vigente campeón de Europa, dispuesto a aprovechar cualquier fallo de los africanos para subir a su primer podio mundialista.

En busca de su cuarto título mundial de 1.500 metros bajo techo, Genzebe Dibaba aspira a convertirse en la reina del anillo. La etíope, plusmarquista universal, se presenta en Birmingham con una marca de 3:57.45, siete segundos más rápida que la siguiente en el ránking del año, la alemana Konstanze Klosterhalfen.

Coleman busca la investidura