jueves 19.09.2019

Una carrera emblemática con Lauda en el recuerdo

En las calles del Principado se vivirá un nuevo duelo Hamilton-Bottas, mientras que Sainz espera volver a puntuar, como hizo en Azerbaiyán y Montmeló

El británico, que ayer firmó muchos autógrafos, busca su cuarta victoria del año  | efe
El británico, que ayer firmó muchos autógrafos, busca su cuarta victoria del año | efe

La rivalidad Hamilton-Bottas, las 300 carreras de Kimi Raikkonen y la magia de Mónaco quedarán eclipsadas este fin de semana por la figura del inolvidable Niki Lauda. 

Lauda era el presidente de la escudería que encabeza los Mundiales de constructores y de pilotos, con el británico Lewis Hamilton y el finlandés Valtteri Bottas reduciendo su lucha a 7 puntos (112 a 105). El holandés Max Verstappen (Red Bull) y el alemán Sebastian Vettel (Ferrari) están muy lejos, con 66 y 64 unidades, respectivamente, disputadas ya cinco carreras. 

En el sexto Gran Premio de la temporada, vuelven a posicionarse como favoritas las dos flechas plateadas. 

Hamilton y Bottas lo han monopolizado todo. El inglés ganó en Bahrein, en China y en España. El finés triunfó en la cita inaugural, disputada en Australia, y pisó el primer cajón en Azerbaiyán. 
Ambos se han repartido la primera y segunda posiciones en las cinco carreras. 

En las calles de Mónaco, sin embargo, puede empezar la resurrección de la fábrica italiana Ferrari. Vettel ganó en el Principado en 2017 y fue segundo en 2015 y 2018. Su motivación se verá superada, en todo caso, por la de su compañero, el joven Charles Leclerc. 

Compite en casa. Probablemente, ningún piloto de la parrilla ansiará tanto como él triunfar en el Principado vestido de rojo, como hizo Niki Lauda en 1975 y 1976. 

Este Gran Premio marcará, además, un importante hito para el finlandés Kimi Raikkonen. El veterano piloto de Alfa Romeo Racing, de 39 años, disputará su Gran Premio número 300 asentado en el top-10. Marcha noveno en la clasificación de pilotos, con los mismos puntos -13- que el mexicano Sergio Pérez (Racing Point). 

El Checo aspira a terminar dentro de la zona de puntos, un lugar que el español Carlos Sainz (McLaren Renault) ha explorado en los dos últimos Grandes Premios, celebrados en Bakú y en Barcelona, con su séptima y octava posiciones, respectivamente.

Comentarios