miércoles 18.09.2019

Nuria: “Si el equipo me necesita jugaré donde haga falta”

La futbolista del Deportivo Abanca, habitual en la delantera, ocupó
la posición de lateral izquierda en el debut liguero ante el Espanyol
La jugadora blanquiazul conduce la pelota durante el estreno liguero ante el Espanyol en Abegondo | RC Deportivo
La jugadora blanquiazul conduce la pelota durante el estreno liguero ante el Espanyol en Abegondo | RC Deportivo

Fue la gran sorpresa en el once inicial del Depor Abanca en su debut en Primera Iberdrola. No por la titularidad, sino por la posición que ocupó. Nuria Rábano Blanco (15 de junio del 1999, Santiago de Compostela) juega habitualmente como delantera o extremo, pero ante el Espanyol partió desde el lateral izquierdo. La zurda de oro del fútbol gallego cumplió con creces y se dice lista para repetir si así lo requiere su entrenador: “Jugaré donde haga falta. Si el equipo me necesita de lateral no me importaría acostumbrarme”.

Nuria no se mostró sorprendida por salir de titular en la línea defensiva: “Sabía que si jugaba iba a ser ahí porque ya lo había hecho en los dos últimos partidos y Manu me ha dado esa confianza”, desvela la compostelana, que se adaptó con creces a su nuevo rol: “Es bastante diferente: tengo que estar mucho más activa en defensa y llegar también a posiciones de ataque. Me exige el doble, pero físicamente me encontré bien”, analiza. 

Cambian la preparación física, y el ritmo, pero a ilusión no nos gana nadie

Sustituida por Pecas en el minuto 58, la futbolista confirma que “el cambio fue una decisión técnica” y reconoce que por momentos sufrió, aunque lo llevó mejor con la ayuda de sus compañeras: “No estoy acostumbrada y a veces me cuesta colocarme bien en defensa, pero me sentí muy protegida, sobre todo por Ville, la que tenía más cerca, que me avisó durante todo el partido de las ayudas, la línea...”.

Nuria es una de las cuatro jugadoras que siguen en la plantilla desde que nació el equipo en 2016. Las otras son Cris, Miriam y Teresa. “Para nosotras jugar en Primera era un sueño que llevábamos mucho tiempo esperando. Pasamos algún momento de nervios, pero supimos llevarlo y nos salió un partido redondo. No hay nada mejor que ganar y, además, por una diferencia bastante grande”, indica.

La santiaguesa detalla las claves de la primera victoria en la máxima categoría, el gol fantasma que acabó en 1-0 y la irrupción de Athenea, con la que comparte piso: “El primer gol lo vi desde atrás porque estaba cerrando en mediocampo. Al principio pensé que no era, estábamos protestando, pero lo acabamos celebrando. La entrada de Athenea nos vino muy bien: revolucionó el partido”, analiza.

Jugar en Primera era un sueño, pasamos nervios, pero nos salió un partido redondo

Nuria fichó por el Depor con 17 años recién cumplidos y después de tres temporadas ha crecido como persona y futbolista: “Personalmente he madurado en muchos sentidos, sé lo que es independizarme, estar fuera de casa y dedicarme casi exclusivamente al fútbol. Como jugadora he cambiado a todos los niveles. Creo que cada vez soy mejor y tengo virtudes que antes no tenía”, argumenta.

La futbolista se mostró encantada por el ambiente vivido en Abegondo, ante unos mil espectadores: “Se agradece un montón que haya venido tanta gente a apoyarnos, nos dan mucha fuerza con sus ánimos y sus palabras. ¿Riazor? Es un paso bastante grande. Lo primero es llenar Abegondo cada partido”, detalla.

Solo 90 minutos le han bastado a Nuria para entender cuál es la realidad de Primera tras cuatro campañas en Segunda: “La preparación física es uno de los aspectos que más cambia. También el ritmo y la concentración, que no se pueden bajar durante todo el partido. Todos los equipos están muy hechos, pero a ilusión no nos gana nadie”.

Comentarios