miércoles 08.07.2020

Hay vida más allá del once

La colombiana Kika y la japonesa Maya respondieron como titulares en la última victoria del Deportivo Abanca, un equipo poco acostumbrado a los cambios en la alineación inicial
Maya jugó como titular frente al Espanyol | LaLiga
Maya jugó como titular frente al Espanyol | LaLiga

Sorpresa, sorpresa, la de la afición, el rival y las propias jugadoras del Depor Abanca al ver el once inicial una hora antes del partido contra el Espanyol. El técnico Manu Sánchez tocó dos piezas que parecían inamovibles hasta ahora en la alineación: sentó a Teresa y Alba y dio entrada a Kika y Maya. Las habituales suplentes respondieron y el equipo se llevó los tres puntos de la Ciudad Deportiva Dani Jarque (0-3).

1. Intercambio de papeles en el rombo
Sánchez no cambió el ya clásico 1-4-4-2 en rombo: Kika ocupó el vértice derecho, donde acostumbra a situarse Alba, y Maya se situó en el izquierdo, el sitio natural de Teresa. No solo por la posición, sino por su participación en el juego, suplieron los papeles de sus compañeras.

La colombiana jugó más liberada, llegó con más peligro y acabó marcando el 0-3 que fue decisivo cuando más apretaba el Espanyol. La japonesa ejerció un rol de mayor contención y trabajo, sin tanto recorrido y que lució menos.

Las dos aprovecharon su oportunidad y dieron un paso al frente en su particular ambición: contar con más minutos de juego y tener mayor peso en el equipo. Maya jugó 78 minutos, sustituida por Alba, y Kika completó el partido.

Sin título-1

2. Iris ejerció de jefa en defensa y ataque
La renovación de Iris por una temporada más ha llegado en un momento inmejorable. Ante la ausencia de Teresa y Alba, la centrocampista ejerció de jefa, ordenó y ayudó en defensa y se mostró más participativa de lo normal en tareas ofensivas.

La asturiana se permitió llegar a zonas del campo que no pisa habitualmente y brilló en el último pase cuando tuvo la oportunidad: asistió a Kika en el momento justo para que anotase el tercer y definitivo tanto que tumbó al Espanyol.

3. El factor Gaby, desestabilizador
Máxima goleadora blanquiazul, la venezolana Gaby fue otra vez pieza clave en el triunfo blanquiazul. Aprovechó su estatura y envergadura para hacer el primer gol de cabeza tras un saque de esquina y, poco después, aumentó la cuenta tras dos rechaces: la bajó y le pegó tras un bote fuerte y abajo.

La mediapunta del Depor suma nueve dianas en la temporada, una cifra que le acerca a las mejores goleadoras de la categoría. La venezolana no brilla solo por su capacidad anotadora. Y es que se faja en defensa, participa en el juego entre líneas y es un factor diferencial en las jugadas a balón parado en las dos áreas.

4. Un caótico Espanyol, presa de la ansiedad
Se palpa la ansiedad en el juego del Espanyol, desordenado y que funciona por impulsos. En defensa y en ataque alternó fallos imperdonables con aciertos. El caos contagió al Depor por momentos.

Comentarios