lunes 17.02.2020

Ellas también mandan

Elena Casal Fernández, Zulema González González, Beatriz Cuesta Arribas y la coruñesa María Eugenia Gil Soriano son las cuatro árbitras del colegio gallego en la máxima categoría
Las representantes gallegas tras pasar las pruebas en Las Rozas y Gil Soriano (d), en una imagen de archivo | FUTGAL/AEC
Las representantes gallegas tras pasar las pruebas en Las Rozas y Gil Soriano (d), en una imagen de archivo | FUTGAL/AEC

La Real Federación Española de Fútbol decidió en 2017 que en la Primera División femenina, actual Primera Iberdrola, debían arbitrar mujeres. La medida, que está sujeta a varias interpretaciones y opiniones, le ha venido muy bien al arbitraje gallego. Cuatro colegiadas de nuestra tierra dirigen partidos en Primera y una de ellas es coruñesa. Ellas también mandan.

1 Elena Casal Fernández

Natural de Redondela (Pontevedra) y perteneciente al colegio de Vigo, empezó a arbitrar como auxiliar a los 15 años. Ahora tiene 31 y es principal desde 2005. Pasó por todas las categorías autonómicas: Tercera Regional (2005/06), Segunda Regional (2006/08), Primera Regional (2008/12), Preferente Galicia (2012/17) y Tercera (2017/actualidad).

Precisamente en la temporada 2017/18 fue una de las elegidas para formar parte del equipo arbitral de Primera División femenina y afronta su tercera temporada en la máxima categoría. Elena compagina su labor en los campos de fútbol con un trabajo como auxiliar de estética.

2 Zulema González González

Sobrina de Bernardino González Vázquez (exárbitro de Primera, presidente del Comité Gallego y vicepresidente del Comité Técnico de la Real Federación Española) y Manuel González (asistente con pasado en Segunda), el arbitraje le viene de familia.

Nacida en Ourense hace 27 años, se colegió a los 13 y empezó como auxiliar, aunque enseguida pasó a dirigir partidos en Tercera Regional (2006/07). Como su compañera Elena, pasó por todas las categorías autonómicas: Segunda Regional (2007/11), Primera Regional (2011/13), Preferente Galicia (2013/15) y Tercera División (2015/actualidad).

Precisamente en 2015 fue la encargada de arbitrar el primer partido de la Tercera gallega dirigido por un trío femenino: el Ribadumia-Boiro. Y estuvo acompañada por Elena Casal y Alicia Andrés en las bandas.

Zulema ascendió a Primera División femenina en la campaña 2017/18 y afronta su tercera temporada. Además, es internacional desde el 1 de enero de 2019 y recientemente ha sido renovado con tal distinción hasta el 31 de diciembre de 2020. Desde entonces ha dirigido múltiples amistosos de selecciones, entre ellos un España-Brasil, además de arbitrar también un partido de la fase previa de la Liga de Campeones de la UEFA.

3 ASISTENTES
Tania Fente Pena, Lorena Novás Benavides y María Iria Rosendo González, arbitras auxilliares, completan la nómina de gallegas en Primera Iberdrola

3 Beatriz Cuesta Arribas

La tercera en llegar a Primera División femenina fue esta burgalesa que lleva varios años arbitrando en Galicia por el colegio de A Coruña. Al contrario que sus dos compañeras, empezó como Aspirante en 2006 ya con 23 años y pasó a la categoría de Auxiliar en 2007. Después de dirigir en Segunda Regional (2008/10) y Primera Regional (2010/2017), dio el salto a Preferente Galicia (2017/actualidad) y la Primera femenina. El pasado verano arbitró el Teresa Herrera femenino en Riazor.

4 María Eugenia Gil Soriano

La más joven y la única coruñesa de la lista, nació en Mérida hace 23 años, aunque creció en la ciudad herculina y el arbitraje le viene de familia, como a Zulema, porque sus hermanos también lo practican.

Eugenia empezó en 20011 como auxiliar y luego pasó por Segunda Regional (2012/13) y Primera Regional (2013/14) antes de dar el salto a Preferente Galicia (2014/actualidad).

La coruñesa, que durante añoas compaginó el arbitraje con el atletismo –fue medallista nacional en los 400 en las categorías júnior y promesa– se marchó a Estados Unidos con una beca deportiva para practicar el atletismo y completar allí su formación en Educación Primaria. De vuelta le llegó la oportunidad de pitar en Primera femenina.

Comentarios