miércoles 16.10.2019

La sesión blanca acabó en el gimnasio y sin Modric

Por unas molestias, en una mañana marcada por la lluvia

Fotografía facilitada por el Real Madrid de sus jugadores, el belga Eden Hazard (i) y el croata Luka Modric | efe/R.M.
Fotografía facilitada por el Real Madrid de sus jugadores, el belga Eden Hazard (i) y el croata Luka Modric | efe/R.M.

El centrocampista croata Luka Modric fue la primera ausencia en el grupo de jugadores del Real Madrid que completa la pretemporada en Montreal (Canadá), por unas molestias, en una mañana marcada por la lluvia y la tormenta eléctrica que provocó que el entrenamiento acabase en el gimnasio.

El Real Madrid cumplió ayer su segundo día de entrenamientos de pretemporada con una sesión matinal, tras la doble sesión con la que inició el trabajo en Montreal este miércoles.

El entrenamiento arrancó con balón y sin Modric. El centrocampista croata es el primer jugador con molestias de la plantilla tras la dura carga del primer día y se quedó en el gimnasio.

Los otros 28 jugadores que dirige Zinedine Zidane cambiaron las botas por zapatillas tras unos ejercicios con balón, para seguir el entrenamiento con una parte física que se acabó trasladando al gimnasio tras una hora de trabajo sobre el césped.

Del fuerte calor que recibió al Real Madrid se pasó a una tormenta eléctrica y la amenaza de rayos que invitó a la precaución.

Odriozola, feliz
Álvaro Odriozola comenzó la pretemporada con el equipo en Montreal. El lateral derecho, recuperado de la fractura de su clavícula izquierda, explicó sus sensaciones en Realmadrid TV tras el tercer entrenamiento en las instalaciones del Montreal Impact: “Estoy muy feliz de volver a estar entrenando con el grupo. Han sido dos meses y medio bastante duros por no poder estar con el equipo aportando mi granito de arena. Ahora, estoy muy contento y satisfecho por la recuperación. Ha ido todo muy bien y la clavícula está en perfecto estado”.

“Estoy muy feliz y voy a darlo todo para que sea una gran temporada. Ha sido mucho trabajo y sacrificio, es lo que te lleva al éxito. Con la clavícula como la tenía he tenido que trabajar muchísimo. Cuando estás ya en el césped con tus compañeros saboreas el fruto de ese trabajo. Estoy agradecido a los servicios médicos del Real Madrid y a los fisios, que han hecho un trabajo espectacular para que pueda estar aquí con mis compañeros”.

“Las sensaciones son realmente muy buenas. El trabajo está siendo muy bueno. La gente ha venido muy motivada. Veo al equipo con mucha hambre y ganas de afrontar los desafíos de esta temporada. Tenemos nuevos desafíos y retos y el equipo va a ir a por todas para dar grandes alegrías a esta afición”.

Comentarios