Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Liga Campeones | El Bernabéu decidirá tras la locura vivida en el Etihad

El duelo resultó muy intenso desde el inicio de partido con muchas opciones de gol por ambos equipos | EFE/PETER POWELL
|

En el partido en el que otros equipos hubieran perdido la eliminatoria, el Real Madrid revivió tres veces ante el Manchester City, desde lo más hondo del Etihad, para marcharse al Bernabéu con una derrota (4-3) mágica e imprevisible para todos, menos para la historia blanca.

Con un Karim Benzema endulzado por la ‘Champions’, que marcó un golazo y un penalti a lo Panenka, y con un Vinícius que firmó una internada a toda velocidad por la banda derecha que rubricó con un tanto de muchos quilates, el Real Madrid neutralizó las dianas de Kevin de Bruyne, Gabriel Jesús, Phil Foden y Bernardo Silva, para conseguir que el cruce se decida en Madrid.

El peso de la historia, ese que mentaba Guardiola, rescató al Real Madrid después de una primera media hora horrorosa del equipo blanco. Al Real Madrid le duró el empaque, ese que mencionó Guardiola como la gran característica blanca, minuto y medio. Aún sonaba el ‘Hey Jude’ en el Etihad o los silbidos al himno de la ‘Champions’ cuando Riyad Mahrez, con una facilidad pasmosa, se coló entre tres jugadores del Madrid para situarse en su perfil bueno y poner un centro cerrado que De Bruyne, en el espacio entre el pivote y los centrales, cabeceó a la red. 


Hándicap
El Real Madrid encajó dos tantos en los once primeros minutos


El gol más rápido en ‘Champions’ del City cayó como una bomba en un Real Madrid aletargado, lúgubre y perdido. Como si él fuese el aspirante, como si su campo de cultivo no fueran las semifinales. Los de Ancelotti, con Kroos desbordado, sangraban a borbotones y el City lo olió. De Bruyne, otra vez con espacio, colgó la pelota al área diez minutos después del 1-0. Gabriel Jesús estaba de espaldas, pero en dos toques se deshizo de un Alaba endeble. Encaró a Courtois y firmó el 2-0.

Y tuvo que dar gracias el Real Madrid porque el baño, en lo goleador, terminó ahí. Porque Phil Foden y Riyad Mahrez, para desesperación de Guardiola, erraron sendos mano a mano. Salió vivo el Real Madrid, que tan solo necesitó un atisbo de ocasión para desperezarse.

El 2-1 surgió de una pelea de Modric por el balón y un centro de Mendy al área. Benzema, por delante de Zinchenko, vio la luz.

El Real Madrid, sin saber cómo, estaba de pie. Herido, tocado y tambaleándose, pero de alguna forma, en la pelea.

El desgaste de la primera mitad dejó víctimas. Stones, que se rompió a la media hora, y Alaba, que no aguantó más allá del descanso. Guardiola reconstruyó su equipo con Fernandinho, pero el Madrid sacó provecho de esa circunstancia. 




Manchester City 4 - 3 Real Madrid

Manchester City: Ederson; Stones (Fernandinho, m.36), Dias, Laporte, Zinchenko; Rodri, De Bruyne, Bernardo; Foden, Jesús (Sterling, m.83) y Mahrez.
Real Madrid: Courtois; Carvajal, Militao, Alaba (Nacho, m.46), Mendy; Kroos, Modric (Ceballos, m.79), Valverde; Rodrygo (Camaving, m.70), Vinícius (Asensio, m.88) y Benzema.
Goles: 1-0, m.2: De Bruyne. 2-0, m.11: Jesús. 2-1, m.33: Benzema. 3-1, m.53: Foden. 3-2, m.55: Vinícius. 4-2, m.74: Bernardo. 4-3, m.82: Benzema, de penalti.
Árbitro: Istan Kovacs (ROU). Amonestó a Fernandinho (m.81) por parte de los locales y a Nacho (m.93) por parte de los visitantes.


Liga Campeones | El Bernabéu decidirá tras la locura vivida en el Etihad