Lunes 15.10.2018

DEPOR | PROTAGONISTA

Álex: “El equipo estaba creyendo en la remontada”

Al capitán del Deportivo, Álex Bergantiños, el 1-1 ante el líder de Segunda División le dejó sabor agridulce. Dulce porque el conjunto coruñés empató con el Málaga un partido que iba perdiendo y agrio porque la expulsión injusta de Quique González frustró que el equipo pudiera completar la remontada en el tercer partido del curso en el estadio de Riazor.

El centrocampista regresó a la titularidad y dio a Carlos Fernández el pase del tanto blanquiazul  | javier alborés
El centrocampista regresó a la titularidad y dio a Carlos Fernández el pase del tanto blanquiazul | javier alborés
Álex: “El equipo estaba creyendo en la remontada”

“Teníamos ganas de ganar y acercarnos al Málaga. En el global, estuvimos muchísimo mas cerca de ganar. Fue un partido completo y el empate deja mal sabor porque hicimos méritos para ganar pero el trabajo del equipo fue positivo y con eso hay que quedarse”, rescató el de la Sagrada Familia el día después del encuentro con los andaluces.

1 El árbitro falló y frenó la reacción del Depor
Los blanquiazules habían sido capaces de levantarse del mazazo que supuso el 0-1, empataron con un gol de Carlos Fernández y la expulsión de Quique frenó la reacción. “Él estaba triste por cómo interpretó el árbitro la acción y por el momento del partido que era, porque el equipo estaba creyendo en la remontada e íbamos a pegar ese arreón con la ayuda de la afición”, dijo.

Al capitán le cogió lejos la acción polémica. “Lo que le dije al árbitro es que es la primera vez que por una chilena veía una roja directa. Ocurrió así y nos privó de ese ímpetu final que teníamos”, insistió.

Apuntó que “el árbitro comentaba que no podía permitir una patada así”. 

“Es una interpretación suya. Es como si sale el portero de puños y le da a un rival, nunca se ve una expulsión de ese tipo. Creo que se asustó demasiado por ver el pie tan alto, pero es una disputa por el balón y se puede considerar juego peligroso pero es excesiva la expulsión”, comentó.

Riazor, Málaga y Depor. A Díaz de Mera le vino grande. “Los árbitros intentan hacerlo lo mejor posible, pero hay escenarios importantes y equipos como estos que pueden generar nerviosismo. Es una pena que no haya VAR para solucionar ese tipo de situaciones”, lamentó el futbolista coruñés.
Del videoarbitraje, dijo que “está dando buen rendimiento en acciones de ese tipo, en fueras de juego difíciles de ver o acciones rápidas con expulsión. Es una ayuda extra y les puede facilitar tomar una decisión”, declaró.

2 Recurso del club
El Deportivo intentará que Competición deje sin efecto la expulsión. “Al final, por desgracia, siempre suelen ceñirse al acta, pero ojalá entiendan que ha sido una acción de disputa y le quiten el castigo y le dejen en amarilla. No ha sido agresión ni nada, fue una disputa por el balón en un remate a puerta”, justificó.

Los malaguistas avalaron la roja. “Creo que para los jugadores en el campo era una amarilla, pero una vez que ven la roja todos la defienden. A mí me pilló lejos. Cuando veo la roja voy sorprendido, es una acción que todos entendemos que es de amarilla. Puede interpretarse juego peligroso, pero de ahí a hacerle daño, es excesivo”, señaló el centrocampista del Deportivo.

3 Asistente
Volvió a la titularidad y asistió a Carlos Fernández. “Estoy contento por poder ayudar en el campo otra vez. Era un partido de mucha exigencia física y mental, de mucho juego directo sobre Blanco y luego está el detalle de la asistencia en una segunda jugada tras córner y en una posición poco habitual para mí, pero pude meterla ahí y Carlos remató”, indicó.

4 Riazor y balance
El Depor se hace fuerte en casa. “Concedemos pocas ocasiones al rival y siempre controlamos el partido. Ante el Málaga tuvimos ocasiones claras y no recuerdo ocasiones de peligro salvo la del gol de ellos. En esto tenemos que estar satisfechos, pero no tenemos que mirar tanto a los rivales, si no a nosotros, que estamos creciendo y dominando más recursos”, sostuvo.

Los coruñeses han sumado 15 de 24. “Hay una progresión y hay que mantenerla. Las bases son buenas, podíamos tener algún punto más, pero lo importante es seguir creciendo, hay equipo para afrontar una competición como esta y eso da confianza a la plantilla para mantenerse en las posiciones altas de la tabla”, dijo.

La próxima cita, el viernes ante el Elche. “Es difícil de batir y vendrá sin nada que perder”, comentó Bergantiños.

Álex: “El equipo estaba creyendo en la remontada”