Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

El Deportivo resurge con más sufrimiento

Los jugadores deportivistas celebran el segundo tanto | Patricia G. Fraga
|

Después de la derrota ante el Celta B, el Deportivo no podía permitirse otro traspié ante el Rayo Majadahonda. El ritmo que propuso en la primera parte y el balón parado le llegó para anotarse el triunfo con la dosis habitual de sufrimiento.


Lapeña, en una falta que ejecutó Juergen, adelantó a los blanquiazules a los seis minutos. El tanto tempranero sentó bien a un Depor que estuvo a buen nivel la primera media hora. Un penalti sobre Noel que convirtió William de Camargo amplió la renta.


El Majadahonda inquietó, sin éxito, en los minutos previos al descanso y, después de un triple cambio en el inicio del segundo periodo, apretó el marcador en un balón colgado al área que conectó Casado.


Al Depor y Riazor les tocó sufrir una vez más para ganar. Incluso en el descuento rozó el empate el equipo madrileño. No llegó y el equipo de Borja Jiménez refuerza su segunda plaza y se mantiene a nueve puntos del líder, el Racing de Santander, que parece inalcanzable por esa brecha en la tabla y por su solvencia.



Deportivo 2-1 Rayo Majadahonda
Deportivo: Mackay; Villares, Lapeña, Granero, Héctor Hernández; Calavera (Rafa de Vicente, min.78), Bergantiños, Juergen; William (Álvaro Rey, min.85), Noel y Soriano (Doncel, min.70).
Rayo Majadahonda: Champagne; Bastos (Manny Alexander, min.84), Álvaro Vega, Casado, Osei Philip (Borja González, min.46); Mario, Bernal (Tropi, min.46); Javi Gómez (Héctor, min.46), Néstor Albiach (Mawi, min.71), Nando; y Rubén Sanchez.
Goles: 1-0, min.6: Lapeña. 2-0, min.22: William, de penalti. 2-1, min.54: Casado. 
Árbitro: Conejero Sánchez, del Comité extremeño. Amonestó a Osei Philip (min.25), Mario (min.25), Rubén Sánchez (min.74) y Álvaro Vega (min.80), del Rayo Majadahonda.
Incidencias: Partido de la trigésima jornada de Primera RFEF disputado en el Estadio Abanca-Riazor, ante 11.583 aficionados. 

El Deportivo resurge con más sufrimiento