Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Semana de despedidas

|

Llevamos unos cuantos días en los que en el RC Deportivo se habla poco de fútbol –cosa, por otra parte, lógica al estar en pretemporada– y se habla más de despachos.


Hemos tenido el tradicional primer partido de pretemporada ante el Racing Villalbés, hemos empezado a conocer un poco a los nuevos jugadores y nada más. De lo que se ha hablado esta semana ha sido de las despedidas. Pero no de los jugadores que parece que no van a contar esta temporada, ni mucho menos. 


Esta semana se han despedido del Deportivo el entrenador del femenino, Manu Sánchez, tras unas exitosas temporadas a pesar del último descenso, y el que más nos ha sorprendido a todos, Barros Botana, el delegado del equipo desde hace más de 30 años. Un bombazo informativo, que diría cierto periodista.


De Manu Sánchez ya se ha escrito casi todo. Ascendió al equipo a la Liga Iberdrola, sorprendió a todo el mundo con una fantástica temporada para luego, viendo como las jugadoras más destacadas fichaban por equipos de entidad superior, descender al año siguiente. Un gran trabajo a pesar del descenso y que no le ha servido para continuar.


Quizás lo que más ha sorprendido del cese haya sido el momento. Todo muy rápido y cuando ya el equipo de la próxima temporada había sido diseñado por el propio Manu. En fin, que lo de la inestabilidad en el banquillo se ha contagiado también al equipo femenino.


Y en cuanto a nuestro Barritos… pues obviamente la sorpresa fue mayúscula. De tal manera que, como se dice ahora, las redes empezaron a arder. Lo primero para manifestar la indignación, pero pronto también surgió el debate. Algunos mantenían su enfado por la decisión, pero otros comentaban que si no había aceptado la rebaja salarial era lógica la decisión. Hablaban de que los sueldos de Champions no se pueden mantener en Segunda B. Los más atrevidos hasta decían lo que cobraba Barritos. Sin citar ninguna fuente informativa, por supuesto. Ellos sueltan la cifra y se quedan tan anchos. Y hasta había alguno que incluso discutía la utilidad de su trabajo. Las redes es lo que tienen, que la gente suelta cosas sin el más mínimo 

criterio y allá cada uno si se lo quiere creer.


Sea como fuere, el cese de Barros Botana ha sido una pena por la forma en que éste se ha producido. No voy a entrar si hubiese sido mejor que se jubilase hace unos años (cuando se le hizo el homenaje por sus 25 años, por ejemplo) o que la negociación podía haberse estirado un poco para lograr el acuerdo. No lo sé.


Lo que sí tengo claro es que alguien que ha servido tanto al Deportivo y que se ha ganado a pulso el cariño de tanta gente hasta el punto de ser reconocido como el mejor delegado en alguna temporada no se puede ir de esta manera. Ojalá que la despedida de Barritos sea la que se merece.


Y nada, que la semana que viene hablaremos de fútbol, que es lo que nos gusta.

Semana de despedidas