Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Los Juegos Olímpicos de la Covid

|

Con un año de retraso y después de muchas dudas, por fin han podido celebrarse los Juegos Olímpicos de Tokio, la ciudad más poblada del mundo, con más de doscientos países participantes pero condicionados por un ambiente extraño, motivado por la Covid-19 y la consiguiente decisión de realizar las competiciones sin público en las gradas, como mal menor para poder recuperar los quince mil millones invertidos. Los que hemos tenido la oportunidad de vivir en directo las Olimpiadas de Barcelona 92 sabemos de la importancia del público en los estadios y concretamente en la consecución de la medalla de oro obtenida por la selección femenina de hockey hierba en Terrasa.


El olimpismo es un movimiento que todavía conserva gran parte de sus principios fundacionales, adaptados a los tiempos actuales pero continuadores de aquella máxima nacida en los primeros Juegos modernos celebrados en el año 1900 en París. ‘Citius-Altius-Fortius’, que se debe al Barón de Coubertin, fundador de dichos Juegos y que todavía continúa hoy como lema olímpico. Palabras como antorcha, pebetero, medallero, llama olímpica o Villa Olímpica, entre otras, adquieren un significado especial la referirse a los JJOO.


Como no ha quedado mas remedio que aceptar dichas restricciones, también debemos lamentar la escasa participación de deportistas nacidos en A Coruña entre la amplia delegación gallega, con Julia Benedetti como única representante coruñesa, sin olvidarnos de los afincados en nuestra ciudad: el judoka vallisoletano del club Finisterre Alberto Gaitero, eliminado en un duro combate del que todos recordaremos las imágenes de su cara vendada y su ceja ensangrentada, y el boxeador cubano Enmanuel Reyes, ¡que en A Coruña nadie es forastero!


Por eso es bueno recordar hoy a todos los olímpicos nacidos en nuestra ciudad que han participado en Olimpiadas anteriores. Empezaremos por el futbolista Juan Monjardín, que si bien nació en A Coruña, realizó su carrera deportiva en Madrid y participó en los JJOO de París de 1924.


Entre los atletas tenemos a Manuel Suárez-Pumariega en Londres 1948, a Isidoro Hornillos -coruñés de adopción- en Moscú 1980, Ángeles Barreiro en Barcelona 92 y Andrés Díaz en Atlanta 96 y Sidney 2000. También debemos destacar las cuatro participaciones de Jaime González Chas en tiro olímpico, modalidad de precisión: México 68, Munich 72, Montreal 76 y Moscú 80, además de acudir como entrenador a otras dos citas olímpicas. En baloncesto Fernando Romay conseguía medalla de plata en Los Ángeles 84. Otros deportistas olímpicos fueron Fernando Gómez-Reino en natación, Ramiro Bravo en esgrima, los judokas Victorino González y Roberto Naveira, Francisco Zas en taekwondo, Antón Garrote, Roberto ‘Chuny’ Bermúdez de Castro y Sofía Toro, -esta última medalla de oro-, en vela, y por último la jovencísima Julia Benedetti en el también joven deporte del skateboarding.


Laureles para todos ellos y que en próximos Juegos aumente la participación coruñesa, lo que significaría que se están haciendo bien las cosas en clubes y federaciones.

Los Juegos Olímpicos de la Covid