Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Paso adelante

|

En mi anterior contacto, les trasladaba que veía como la deportivista “urbana 8”, comenzaba a trasladar su equipamiento al terreno de juego. Poco a poco la gestión comienza a tener tintes futbolísticos. La “cúpula” diseñó un plan de actuación empresarial que deja serias dudas en su confluencia con el siempre “anacrónico” mundo del fútbol. Muchas veces encorsetado en “ritmos” de actuación muy difíciles de sobrellevar si no es bajo sus canales. Miren ustedes cómo funciona la federación o la propia Liga profesional.


Pero la realidad es la que es y al final, todo se basa en el acierto o desacierto de los que planifican la plantilla y la elección del técnico que hará que todo ello funcione de la mejor manera.


El primer paso dado, la elección de Borja Jiménez, da pie a pensar que se busca trabajar en las “trincheras” de la categoría. Algo se habrá aprendido. Joven técnico, conocedor de todo lo que entraña asumir responsabilidades en los retos requeridos. Su historial representa un canto a la ambición, nunca rehuyó el reto que se le propuso y lo llevó a buen puerto. Como mínimo merece el apoyo inicial a su proyecto.


Viendo los primeros movimientos que se nos ofrecen en el escaparate como futuribles incorporaciones, está claro, que se apuesta por gente solvente en este círculo competitivo. Difícil tarea tendrá la nueva secretaría técnica para “limpiar” lo que quedó apresado de la innombrable temporada vivida. Entiendo que si se consigue dar salida a este problema, alguna “perla”, específica de la categoría, puede engrosar las filas blanquiazules.


Hasta ahora no he introducido la palabra pasión, pieza básica de todo proyecto que precie de poder tener éxito. Imagino que se estará esperando saber con qué se va a contar, para poder extrapolarlo hacia el exterior. La fiel afición deportivista está expectante y una vez más, dispuesta a respaldar. Se lleva un largo periodo de sufrimiento, es necesario un giro radical. Sería insoportable una nueva repetición de malas vivencias. Hay que aumentar la autoestima. Todas estas presunciones, en política de gestión, deben ir viéndose ratificadas en los siguientes días.


Cambio de tercio. Reitero habitualmente, para analizar a nuestros gestores, la siguiente frase: “En que manos estamos”. Pues tengo que volver a recuperarla para gestionar mentalmente lo ocurrido con la vacunación Covid de los jugadores y técnicos de la selección española de fútbol. El Gobierno autorizó que se les inyectara a los deportistas españoles que van a participar en las inminentes olimpiadas, pero no así, a los futbolístas que deben participar en la Eurocopa.


El positivo de Busquets modifica todos los protocolos y al ver las orejas al lobo, deciden vacunarlos a todos. Pero su inmunidad no se producirá hasta las siguientes 4-6 semanas, para ese tiempo la competición europea ya habrá pasado a mejor vida. En fin… vivir para ver.


Como siempre un placer. 

Paso adelante