Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

España volvió a sufrir, pero obtuvo una nueva victoria

El cercedense Jonathan Barreiro, que formó parte del quinteto inicial | efe
|

La selección cerró con otro sufrido triunfo y buen sabor de boca su participación en la última ventana de clasificación para el Eurobasket 2022 ante la hasta ayer invicta Israel en un partido que, pese a no tener trascendencia clasificatoria, permitió a Sergio Scariolo seguir dando oportunidades a los más jóvenes de cara a futuros compromisos (78-73).


Como ocurrió el viernes ante Polonia, la vigente campeona mundial -plagada de no habituales al no poder contar ni con jugadores de la NBA ni de los equipos que disputan la Euroliga- dejó una buena impresión a excepción del errático tercer cuarto, con buenos minutos de hombres con futuro en el equipo nacional como Dario Brizuela, Fran Guerra, el cercedense Jonathan Barreiro, Joel Parra o Xavi López-Aróstegui.


España empezó de menos a más. Poco a poco, un parcial de 15-4 le permitió llegar al final del primer cuarto por delante (19-13, min. 10). Jugando a tirones, la selección se aprovechaba del desacierto rival y se mantenía por delante (42-31, min. 20).


A base de triples, con tres en tan solo un minuto y medio, Israel se metió de lleno en el partido nada más empezar el tercer cuarto. Scariolo no encontraba soluciones al apagón de sus jugadores, que acumulaban pérdidas y errores en ataque de manera alarmante, por lo que los empates se sucedieron hasta el 59-58 con el que se llegó a los últimos diez minutos.


Un 6-0 de salida y la recuperación de a su mejor versión defensiva dio aire al combinado español, que de la mano de Barreiro volvió a encarar el futuro con optimismo.


Los jugadores que entrena David-Oded Kattache, con una solacanasta en juego en cuatro minutos, perdían la batalla por el rebote, aunque un triple de Menco reactivó su ataque. Las dudas volvieron a atenazar a España, que sufría para seguir sumando y vio como los israelíes empataban a 72 a 1:40 del final, aunque solo fue un susto porque, gracias a su acierto desde el tiro libre, supo cerrar con buen sabor de boca la tercera ventana. 

España volvió a sufrir, pero obtuvo una nueva victoria