Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Aún queda mucho camino por andar

|

Hasta el año pasado, cuando terminábamos de jugar contra todos los equipos por primera vez decíamos que se había terminado la primera vuelta. Y punto. No había nada más que añadir. Llevábamos la mitad de la temporada y nos poníamos a hacer balances. Que si vamos bien, que si nos faltan tantos puntos para el objetivo… lo de siempre. Pues bien, esta tarde jugamos contra el Zamora y ya hemos oído eso de que se termina la primera vuelta. Y claro, a uno le resulta un poco extraño oir eso cuando solo llevaremos nueve partidos con el de hoy y tendremos 18 puntos en el mejor de los casos. Lo que realmente sucede es que hoy el Deportivo termina (cojan aire) la-primera-vuelta-de-la-primera-fase-del-grupo-1-subgrupo-A-de-la-Segunda-B. Es decir, que jugaremos el noveno partido de un total de 26 si llegamos al último de play off. Que no llevamos ni media temporada, vaya.

Ocurre, sin embargo, que no es mala idea hacer ya un pequeño balance ahora que ya llevamos unos cuantos partidos. Lo que pasa es que nos vamos a hacer un pequeño lío cuando vemos que ese Salamanca UDS que tantos problemas nos causó el primer día resulta que va de último y llevaba 7 derrotas en 8 partidos hasta esta jornada. En cambio, el Unionistas que va de primero solo ha perdido un encuentro. 

Y ha sido contra el Depor. Y vemos que fuimos incapaces de ganar ni de marcar un solo gol tanto cuando fuimos a Guijuelo, que es el penúltimo, ni tampoco en Santiago contra el Compostela, que va de sexto. Pero eso sí, la única vez que ganamos fuera fue contra el Unionistas, que es el líder. Pues eso, un lío. 

Lo que es evidente, como bien dijo Fernando Blanco esta semana, es que el juego del Deportivo no está gustando ni convenciendo a nadie. Vale que la presión de ser el claro favorito siempre está ahí. Sin ir más lejos, esta semana, en las eliminatorias de Copa, todo un Atlético de Madrid cayó ante un equipo de Segunda B, que podría tener toda la ilusión del mundo, pero que bien sabe que un par de zarpazos le valen a los colchoneros para llevarse el partido. Y sin embargo no fueron capaces de marcar un solo gol al Cornellá. Y de nuestros vecinos del sur y de su viaje a Ibiza ya ni hablamos. Pues bien, ese extra de motivación de los rivales es lo que se está encontrando el Deportivo. Es un hándicap, sí, pero eso tampoco justifica el mal juego que estamos viendo hasta ahora.

Y este miércoles pasado quedamos eliminados en la Copa. A mí me hubiera gustado seguir en esa competición. Quien sabe, igual a estas alturas nos habría tocado un Madrid o un Barça y simplemente tendríamos un partido el miércoles que viene para pasarlo bien y recordar tiempos pasados. Y solo sería un partido, que en nada condicionaría la liga. Pero estamos eliminados y ya no sirve de nada pensar en qué hubiese pasado si le hubiésemos ganado al Alavés. 

Un equipo, el vitoriano, que vino el otro día con un viejo conocido en sus filas, el delantero Joselu, que no sé si recuerdan que le marcó un gol al Barcelona en Riazor, hace ahora cuatro años, en la que posiblemente fue la última gran alegría que hemos vivido los deportivistas cuando ganamos a los azulgranas por 2-1. El segundo gol lo marcó nuestro especialista en meter goles al Barça, nuestro Alex Bergantiños.

En fin, que el otro día no jugamos nada mal ante el Alavés. Hoy veremos si se confirma ese buen juego contra el Zamora y con mejor puntería. Eso sí, solo llevaremos 9 partidos. Queda mucho todavía.

Aún queda mucho camino por andar