Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Dos maestros de la línea de cinco defensas, cara a cara

Pablo Machín (i) y Fernando Vázquez, en los banquillos de Alavés y Deportivo, respectivamente, esta temporada | efe/quintana
|

Los banquillos de Riazor tendrán mañana dos inquilinos con un denominador común, el del gusto por un dibujo táctico con cinco defensas que ha reportado pingües beneficios tanta a Pablo Machín como a Fernando Vázquez.

El máximo responsable técnico del CD Alavés creció y maduró en el fútbol de élite amparado en la solidez defensiva de una línea de zagueros superpoblada.

El preparador soriano dio el salto a la élite después de haberse consagrado con un trienio excepcional en el Girona, donde el citado sistema fue asimilado a la perfección por un modesto que hizo historia en Primera División.

“Nuestro fútbol es de verdad, no de ciencia-ficción”, destacaba en una entrevista en 2018 uno de los entrenadores de moda del panorama estatal en aquel entonces, al tiempo que subrayaba el largo recorrido de sus jugadores en banda.

“En esta demarcación prefiero extremos reconvertidos en carrileros que laterales puros, porque quiero iniciar desde atrás y llegar a poner buenos centros”, agregaba.

Después de un paso insulso por el Sevilla, Machín está guiando a otro modesto como el Alavés al éxito, aunque en Vitoria ha preferido el continuismo de un 4-4-2 muy ‘mamado’  por los de Mendizorroza, si bien en ocasiones repescó a su repóker atrás.

Mañana miércoles en Riazor aguardará un RC Deportivo que con Fernando Vázquez también se ha parapetado la pasada campaña y esta misma también en un armazón con tres centrales; con este patrón el míster de Castrofeito fue capaz de reanimar en la segunda vuelta de la 19-20 a un conjunto desahuciado, con hasta siete triunfos consecutivos que pusieron en bandeja una salvación finalmente no cristalizada. Este curso, a pesar de haber empezado con un 4-2-3-1, Vázquez retornó a la sobriedad del 5-4-1.

Dos maestros de la línea de cinco defensas, cara a cara