Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Carlos Arévalo lucha por una plaza en el K4 que competirá en los Juegos

El brigantino, a la derecha, con Marcus Cooper, Rodrigo Germade y Saúl Craviotto | rfep
|

El entrenador del K4 español, Miguel García, expresó ayer su confianza en que los Juegos Olímpicos de Tokio “se van a realizar” y también en que la embarcación española estará “luchando por medalla”, para lo cual sus palistas (entre ellos el brigantino Carlos Arévalo) han regresado a entrenarse en Sevilla, donde ensaya combinaciones para ultimar la tripulación que acudirá a la competición en la ciudad japonesa.

Sobre el regreso del K4 a la capital hispalense, García ha apuntado: “Por fin pudimos retomar el trabajo en esta tierra que nos gusta tanto; por culpa de la pandemia ya llevábamos un año sin aparecer por aquí, donde estamos retomado el trabajo con un clima excepcional, sobre todo en estas fechas tan marcadas por la nieve”.

El técnico ha explicado que se sigue “evolucionando” la embarcación que representará a España en la cita olímpica, cuyos tripulantes serán elegidos tras varias combinaciones. Ayer salieron dos K4, uno con Craviotto, Marcus, Arévalo y Toro, y otro con Adán, Garrote, Oriyés y Germade.

“Estamos en el proceso de formación de la embarcación en el que cada semana hacemos tres sesiones en las que los deportistas cambian posiciones. Estoy muy contento con el trabajo que realizan los palistas, todos están muy implicados. De momento, el proyecto marcha, tenemos muchas expectativas puestas en él y esperemos de aquí al mes de marzo o abril, que cerremos la embarcación, podamos seguir trabajando con tranquilidad, buenas sensaciones, sin lesiones, y que este maldito virus nos deje entrenar tranquilos”, comentó.

Visita de Lozano
Respecto a la visita realizada el lunes por la presidenta del CSD, Irene Lozano, a las instalaciones del CEAR La Cartuja, Miguel García ha revelado que la responsable política les ha trasladado “tranquilidad” en este momento de incertidumbre que se vive por las “manifestaciones” de la población de Tokio, y ha añadido que “da ánimos” el hecho de que los dirigentes faciliten información para “seguir pensando” en la celebración de los JJOO como una “realidad”.

“Nosotros nos seguimos levantado día a día pensando que los JJOO se van a realizar”, ha abundado el técnico, convencido de que las perspectivas por la contribución de la vacuna así lo refuerzan y ha concluido: “Si bien es cierto que el Gobierno japonés está poniendo algún problema, lo que es comprensible ante la situación que estamos viviendo, creo que en los próximos meses tendremos informaciones más positivas”.

Miguel García aspirar a lograr en Tokio con el K4 500 español su quinta medalla olímpica como entrenador, que sumaría a las conseguidas en K1 200 (Craviotto plata en Londres 2012 y bronce en Río 2016) y K2 200 (Craviotto-Toro oro en Río 2016) y K2 500 (Craviotto-Pérez Rial, oro en Pekín 2008).

Carlos Arévalo lucha por una plaza en el K4 que competirá en los Juegos