Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Peterhansel y Barreda cambian el guión en las dunas

Carlos Sainz trata de superar una duna durante la segunda etapa | Antonin Vincent/DPPI/europa press
|

El francés Stéphane Peterhansel (Mini), en coches, y el español Joan Barreda (Honda), en motos, son los nuevos líderes del Dakar tras la disputa de la segunda etapa. 

La especial, de 457 kilómetros entre las localidades de Bisha y Wadi Ad-Dawasir, varió el guión del rally más duro del mundo, que por segundo año consecutivo acoge Arabia Saudí. El español Carlos Sainz (Mini) y el australiano Toby Price (KTM) cedieron la primera plaza de sus respectivas categorías, ahora dominadas por Peterhansel y Barreda. 

Al francés le bastó con ser segundo en la etapa para rebasar en la clasificación a su compañero de equipo, Carlos Sainz, que a sus 58 años ve discutido su favoritismo pese a ser el vigente campeón. El madrileño pierde 6:37 en la general, a la que se reengancha Nasser Al-Attiyah (Toyota) con su triunfo en Wadi Ad-Dawasir.

Cómodo en las dunas, el catarí reconoció que atacó “al máximo”. “Todo ha ido bien. No hemos cometido ningún error en ningún momento. Mathieu (Baumel, el copiloto) ha realizado un trabajo excelente y podemos estar contentos. Es un buen comienzo de rally”, remarcó. 
Al-Attiyah que había iniciado la etapa en la décima posición se benefició de las huellas de sus rivales. Ya es tercero en la general, a 9:14 de Stéphane Peterhansel. 

Reacción a lo grande
En la categoría de motos hay también un nuevo líder. El castellonense Joan Barreda, disminuido en la primera etapa, reaccionó a lo grande. 

Le sacó 3:55 en meta al estadounidense Ricky Brabec (Honda) y su renta al frente de la general es de 6:23 segundos sobre su compañero de equipo y defensor del título. 

Este prometedor resultado coloca a Barreda como serio aspirante al título. Ahora está pendiente de que la organización se pronuncie acerca del problema que tuvo en la primera etapa, por un desajuste entre el GPS y el libro de ruta que le hizo perder 15 minutos. Barreda reclamó una compensación por el tiempo perdido.  

Por su parte, el australiano Toby Price (KTM) vivió una jornada aciaga en las dunas y pasó de comandar la general a acumular una desventaja de 17:39 con respecto al nuevo líder. Eso permitió al botsuano Ross Branch (Yamaha) ascender hasta la tercera plaza del podio provisional. 

Victoria histórica
El estadounidense Seth Quintero ganó la segunda etapa en la categoría de prototipos ligeros y se convirtió, a sus 18 años, en el ganador más joven de una especial en el Dakar en cualquier categoría. 

Tras la victoria de la española Cristina Gutiérrez el domingo –ayer fue segunda y sigue líder de la general–, la categoría T3 volvió a dejar una sorpresa con el triunfo de Quintero.

Por su parte, el saudí Saleh Alsaif se llevó la victoria en SSV con una ventaja de 1:40 sobre el español Gerard Farrés, subcampeón en 2019.

En quads, el mejor de la jornada fue el argentino Pablo Copetti, mientras que el francés Alexandre Giroud continúa al frente de la general. Y en camiones sigue mandando el ruso Dmitry Sotnikov.

Peterhansel y Barreda cambian el guión en las dunas