Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Aleñá se estrena en el mejor día de Dembélé

Dembélé hizo mucho daño por la banda derecha con su velocidad y su capacidad de desborde | efe
|

BARCELONA - VILLARREAL: 2-0

En el mejor partido como barcelonista de Ousmane Dembélé, el Barcelona resolvió con problemas su duelo ante el Villarreal, con goles de Gerard Piqué y de Carles Aleñá, que estrenó su cuenta con el primer equipo azulgrana.
No fue un partido fácil para el conjunto catalán, que necesitaba ganar después de que en los dos partidos anteriores (Betis y Atlético de Madrid) los de Ernesto Valverde solo hubieran sumado uno de los seis puntos en juego.
Y le costó mucho al Barça. No es un secreto que le falta velocidad de balón, pero también confianza en su juego. Los rivales, con muy poco, llegan sobre la meta de Ter Stegen y la fluidez ya no es la seña de identidad de los azulgranas.
Con el mismo once que ganó hace unos días en Eindhoven sin ofrecer buenas sensaciones, Valverde repitió guion. Su equipo estuvo un poco más sólido atrás, pero con problemas en la creación.
No concedió mucho en defensa, pero si Gerard Moreno hubiera acertado en la única ocasión que tuvo (min.13), los amarillos se hubieran adelantado en el marcador, pero el remate del delantero, después de aprovechar las dudas de Lenglet y de ter Stegen, dio en un palo de la meta local.
La suerte de los locales fue Dembélé, que leyó muy bien el partido. Con Leo Messi de falso nueve, el francés vio que por la derecha, con la ayuda de Semedo, podía desequilibrar.
En el minuto 36, un centro muy tenso del francés fue rematado por Gerard Piqué para adelantar a su equipo. Al Barça le faltaba sumar efectivos a su juego, Coutinho estuvo muy intermitente, Arturo Vidal mejor en la presión que en la llegada y Busquets y Rakitic no le dieron la velocidad de balón para desestabilizar el juego posicional del Villarreal.
El ‘Submarino’ decidió adelantar sus líneas y los de Javi Calleja tuvieron el control de la situación en el primer cuarto de hora del segundo tiempo, aunque sin ocasiones claras.
Al final, quien decidió fue Messi, en prácticamente la única acción de mérito que hizo en el segundo tiempo. El argentino le dio un pase maravilloso a Carles Aleñá y el canterano eligió el mejor momento para estrenar su cuenta.

Aleñá se estrena en el mejor día de Dembélé