Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

El Liceo tuvo paciencia y ya es el campeón de invierno

El público sufrió pero pudo disfrutar de la victoria | quintana
|

El entrenador del Liceo, Juan Copa, ya advertía el día anterior que el Lleida, tercer clasificado, era un equipo que defendía bien, por lo que habría que tener mucha paciencia para llevarse el triunfo. Dicho y hecho. El conjunto verdiblanco sufrió para conseguir el ‘casi pleno’ (43 puntos de 45 posibles) y proclamarse campeón de invierno al término de la primera vuelta. Los de Albert Folguera pusieron en muchos aprietos a los herculinos, que no marcaron hasta mediada la segunda parte. Pero al final el esfuerzo tuvo su recompensa, y el Liceo sigue firme en esta OK Liga que, en su ecuador, tiene color verdiblanco.

Copa empezó con un quinteto poco habitual, con Maxi Oruste y Roberto di Benedetto de inicio, dejando en el banquillo a Franco Platero y Jordi Adroher. De todas formas, todos los efectivos iban a ser importante ante la batalla que se avecinaba.

Ya en la primera parte el Liceo pudo comprobar que el Lleida es un equipo con pocas fisuras. Pero que además no necesitó hacer demasiadas faltas para parar al Liceo (solo cuatro antes del descanso).

En la segunda parte no cambió el guion. Llegaba el momento en el que quizás las faltas directas podrían decidir.

Y cuando el Liceo llevaba 7 y el Lleida 6, a poco menos de quince minutos para el final del partido, Maxi Oruste conseguía inaugurar el marcador.

El 1-0 era un importante premio para un equipo verdiblanco que había sabido ser paciente y esperar su oportunidad, evitando además que el rival se pusiera por delante.

A partir de ahí el Lleida reaccionó y provocó tres faltas y con ello tuvo su primera oportunidad a bola parada. Pero Carles Grau paró la falta directa lanzada por Jepi Selva en el minuto 39.

Poco después llegó la décima sanción, pero en contra de los visitantes. Jordi Adroher tenía la oportunidad de ampliar la diferencia, pero no lo consiguió.

Eso sí, el ariete verdiblanco quería dejar su sello una vez más. Después de la tarjeta azul señalada a Andreu Tomás en el minuto 46, Adroher volvió a intentarlo y esta vez sí que anotó (2-0).

El partido parecía sentenciado pero no mucho menos. En el 48 fue Roberto di Benedetto el que fue sancionado con cartulina azul. Jepi Selva no consiguió anotar pero el Liceo tuvo que sudar para aguantar en inferioridad. Solo a falta de 23 segundos, Oriol Vives batió a Carles Grau para poner el 2-1. Ya no había tiempo para más.

Los coruñeses ya se centran en el partido con el que empezarán la segunda vuelta (si todo transcurre con normalidad). Los hombres que entrena Juan Copa recibirán al Igualada el sábado a las 18.00 horas.

El Liceo tuvo paciencia y ya es el campeón de invierno