Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Un plantel hecho para dar otro salto

El club barbazano ha confeccionado para la nueva campaña un equipo donde sus señas serán la juventud y el talento | Noia FS
|

El Noia Portus Apostoli cumplirá la presente campaña su cuarto curso en la Segunda División estatal. El plantel barbazano, tras asentarse en la categoría de plata, seguirá estando dirigido por Marlon Velasco y en el nuevo curso ha confeccionado una plantilla donde sus señas serán la juventud y el talento, con las que aspira a dar el soñado ascenso a la categoría de oro.

El equipo gallego ha logrado mejorar temporada a temporada los registros alcanzados en la anterior. Así, tras finalizar en la décimo cuarta posición en el curso de su debut, consiguió subir cuatro puestos en la campaña siguiente finalizando en una meritoria décima plaza. En la pasada, que no se pudo terminar por la pandemia causada por la Covid-19, los de la zamarra blanquilla acabaron el torneo de la regularidad en el octavo escalón de la tabla clasificatoria. 

Afición entregada
Ahora, en el nuevo curso 2020-2021, el Noia Portus Apostoli se prepara para dar otro salto de calidad más. Así, con un proyecto consolidado y con una afición entregada que respalda a su equipo en el Municipal Agustín Mouris cada vez que compite en su cancha de juego, el conjunto dirigido por Marlon Velasco se ha reforzado formando una plantilla con la que soñar.

Así, el actual plantel está marcado por ser uno de los más jóvenes de la categoría en base a la apuesta realizada por el club para la campaña que tiene previsto dar su comienzo en unas semanas.

Álex Naranjo, Adrián Rivera o Pirata son de la década de 2000, mientras que Lucas (1997), Rangel (1996), Pope (1996), Armando (1994) o Lluc (1994) completan una plantilla totalmente rejuvenecida. Junto a ellos estarán Álex Pérez (1993), Antonio Diz (1992) y Javaloy (1992), un poco menores que los anteriores, y los ‘veteranos’ serán Luisma y Palmas, que son de los años 1988 y 1986 respectivamente.

Un plantel hecho para dar otro salto