Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

El Obradoiro regresa en Murcia al mal camino

El rumano Emmanuel Cate fue uno de los cinco jugadores locales que anotaron dobles dígitos, uno más que el conjunto compostelano | Juan Carlos Caval
|

El UCAM Murcia sigue aspirando a disputar la Copa del Rey tras un encuentro en el que ha sido capaz de salir airoso del discreto partido de su principal referente, Conner Frankamp, para sumar ante el Obradoiro su octavo triunfo en 16 partidos, mientras que el conjunto compostelano se queda con un bagaje de 6-10.

El UCAM se entonó antes y, tras un 2+1 de Davis, cobró una renta de seis puntos (14-8) apenas un minuto y medio después, aunque el Obradoiro reaccionó y con un parcial de 0-7 retomó el mando (14-15).

Con 25-22 empezó un segundo acto donde los de Sito Alonso llevarían la iniciativa con una mejor defensa y concediendo sólo seis puntos en más de ocho minutos, lo cual le hizo alcanzar su mayor renta hasta ese momento (38-28), rebajada en dos puntos al descanso (43-35).

 

Pólvora mojada

Ni Frankamp ni Kassius Robertson (1 de 12 en triples), dos de los grandes artilleros de la Liga y que llegaron al intermedio con tres puntos cada uno, estaban teniendo su partido y así siguieron en el comienzo de una segunda parte de atasco murciano en ataque: cuatro minutos sin anotar.

Con 43-42 en el electrónico del Palacio de los Deportes apareció el coraje de Sadiel Rojas –que en en principio era baja–, que transmitió a sus compañeros, y el UCAM, ya con Frankamp algo más entonado y Nemanja Radovic haciendo daño en la pintura, se repuso y llegó al minuto 30 con diez de ventaja (65-55).

El escolta canadiense y, sobre todo, Cohen eran las grandes bazas del Obradoiro, pero por encima de ellos emergió por momentos en el equipo de casa Peter Jok para encauzar el triunfo (73-61).

Quedaban más de seis minutos y el encuentro no estaba aún resuelto, y menos después de una falta antideportiva de Emanuel Cate sobre Laurynas Birutis (73-67).

Un 3+1 de David DiLeo a cuatro minutos de la conclusión fue clave (77-67). La dirección de Tomás Bellas, la determinación de Jordan Davis y el propio DiLeo y la actividad defensiva de Cate contribuyeron a sentenciar el choque y, con ello, dejar al conjunto murciano todavía con opciones de clasificarse para la Copa del rey venciendo con la máxima ventaja que tuvo en todo el encuentro.

El Obradoiro regresa en Murcia al mal camino