Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Año 1, éxito (casi) seguro

El actual equipo tratará de conseguir el que sería el quinto ascenso en una temporada acaba en uno (2020-2021) | Fotos: RCDeportivo & AEC
|

El año 2020 que acaba de llegar a su término quedará en el recuerdo de todos como maldito por la pandemia del Covid-19 que todavía seguimos padeciendo. A este mal, que esperamos que en 2021 pueda erradicarse con las vacunas que empiezan a estar disponibles, se debe añadir la irregular marcha realizada por el Deportivo en el campeonato de Liga 2019-2020, que le condenó a la Segunda División B, aunque deba precisarse que el ‘Fuenlabradagate’ tuvo un peso decisivo en el descenso a la categoría de bronce estatal.

Pero este escrito no nace con el ánimo de hurgar en la herida y sí con la intención de mirar en positivo al futuro más próximo y éste pasa por 2021, año acabado en uno. Desde la creación del torneo de la regularidad (curso 1928-1929) las temporadas finalizadas en uno (1930-1931, 1940-1941…) han venido marcadas en su gran mayoría por los éxitos de los blanquiazules sobre el rectángulo de juego.

dxt campeón hace un repaso a las mencionadas nueve campañas que se han celebrado hasta hoy. Es un recorrido que nos permite afrontar con optimismo los próximos meses. Con este espíritu, y con la unión de todo el deportivismo, el objetivo de volver al fútbol profesional al término de este curso se hará realidad.

 

1930-1931

El equipo, que cuenta en sus filas con Hilario Marrero, Rodrigo y Chacho como jugadores más destacados, cumple su tercera temporada en la Segunda División con el vasco Félix Gila de entrenador. La irregular campaña liguera le deja en el noveno puesto con catorce puntos. Evita el descenso al quedar el Iberia décimo con uno menos.

En la Copa se cae en dieciseisavos de final con el Murcia al perder los dos partidos. La nota positiva se da en el Campeonato Gallego y el Deportivo, que se muestra intratable, conquista el tercer título de los seis que alzó.

 

1940-1941

Tras varios intentos infructuosos, el más reciente la campaña anterior al perder ante el Celta por uno a cero el duelo decisivo, el Deportivo asciende a la Primera División en la promoción tras vencer en Vallecas, con remontada incluida, al Murcia por dos a uno. Hilario Marrero dirige a un equipo plagado de grandes jugadores: Acuña, Guimeráns, Chacho…

En el torneo de Copa se cae ante el Celta en los dos partidos, la ida en Riazor por tres a dos y la vuelta en Balaídos por ocho a cero, pero se debe precisar que los coruñeses estaban centrados en la promoción ya que una semana después del partido en Vigo se jugaría la ‘final’ ante los pimentoneros.

 

1950-1951

Un equipo para el recuerdo denominado la ‘Orquesta Canaro’. Riazor no había visto hasta entonces, ni nadie en el fútbol patrio, algo parecido. El juego de los blanquiazules es reconocido unánimemente por adversarios y aficiones rivales siendo aplaudidos los deportivistas al acabar sus partidos como visitantes.

El argentino Osvaldo Gerónimo ‘Oso’ Díaz sabe dirigir con criterio a una plantilla que cuenta en su delantera con Corcuera, Oswaldo, Franco, Moll y Tino; artífice de grandes goleadas y, entre ellas, la del 10-1 al Lleida, la máxima lograda por el Deportivo en la élite estatal. En la Copa, el Santander se beneficia de las bajas coruñesas para apearlo en octavos.

 

1960-1961

Amargo sabor deja lo realizado por el equipo entrenado por el asturiano Jesús Barrio en su segunda (y última) temporada en la capital herculina.

Un comienzo en el que se suman tres puntos de diez posibles (las victorias valían dos puntos) deja al plantel lejos de alcanzar el primer puesto que da el ascenso directo a la Primera División.

Este irregular inicio, unido a las derrotas de las dos últimas jornadas ante la Leonesa y Osasuna (el equipo navarro asciende al ser el campeón), le hacen terminar tercero y quedar fuera de la promoción al ser segundo el Celta (que tampoco subirá). Veloso es el máximo anotador del torneo liguero con veinticuatro goles. En la Copa, se elimina al Levante en la previa y se cae en dieciseisavos con el Zaragoza.

 

1970-1971

Dos técnicos tiene el Deportivo en esta campaña en la Segunda División: el argentino Roque Olsen y, desde la décimo octava jornada hasta su final, Arsenio Iglesias.

El equipo, que cuenta en sus filas con jugadores de la talla de Belló, Cervera, Manolete y Beci; regresa a Primera tras superar en Riazor al Rayo con un gol del mencionado Beci. En la Copa se alcanza los cuartos de final tras superar a Salamanca, Real Madrid y Celta. El Barcelona, futuro campeón, es el verdugo de los herculinos tras caer en la Ciudad Condal por cuatro a cero e igualar sin goles en Riazor en la vuelta.

 

1980-1981

El club cumple su setenta y cinco aniversario (se fundó en 1906) en la Segunda División B. El valenciano Pepe Martínez es el encargado de dirigir una nave que la integran (entre otros) Castro, García, Piña, Traba, José Luis y Jorge.

El objetivo, regresar a la Segunda División, se consigue al finalizar la Liga en el segundo puesto con cincuenta y seis puntos, dos menos que el Celta, que es el primero. El torneo del KO trae un derbi en la primera ronda entre blanquiazules y celestes. La victoria deportivista por cuatro a tres en Riazor es estéril al perder en terreno olívico por cinco a dos.

 

1990-1991

Dieciocho años después (etapa conocida como ‘A longa noite de pedra’) el Deportivo regresa a la Primera División de la mano de Arsenio Iglesias tras quedar segundo (cuarenta y ocho puntos, uno menos que el Albacete) tras doblegar en la última jornada al Murcia con dos goles de Stojadinovic.

Durante el encuentro la cubierta de la grada de Preferencia de Riazor sufre un incendio, quedando para el recuerdo la frase del presidente de la entidad, Augusto César Lendoiro, “se quemó el meigallo”, al hacer referencia a las casi dos décadas sin militar en la máxima categoría estatal. Gil, Fran, José Ramón, Sabín Bilbao y el propio ‘Stoja’ son las figuras de aquella plantilla a la que se unió un desconocido Miroslav Djukic a mediados de mayo. Éste fue pieza clave en el ascenso a pesar de jugar solamente las últimas cinco jornadas ligueras.

Indicar como curiosidad que el portero menos batido del torneo fue Paco Liaño (Sestao), que la siguiente temporada ficha por el Deportivo. En la Copa, el Valencia, en octavos de final, deja fuera a los coruñeses, que con anterioridad habían eliminado a Estepona, Baleares y Málaga.

 

2000-2001

Javier Irureta acababa de dar el primer título de Liga de la Primera División al Deportivo (temporada 1999-2000), logrando que el club debute en la Liga de Campeones.

En agosto, el equipo gana su segunda Supercopa de España tras derrotar en Riazor al Espanyol por dos a cero, tras los tantos de Djalminha y Diego Tristán, haciendo bueno el empate sin goles en el Olímpico de Montjuïc de la ida. El segundo puesto en el torneo liguero al contabilizar setenta y tres puntos, siete menos que el Real Madrid, permite un nuevo billete para la máxima competición continental. En la Copa, los coruñeses juegan sus dos eliminatorias en las Islas Canarias. En la primera, se supera al Universidad de Las Palmas por uno a cero y luego, en dieciseisavos, se cae ante el Tenerife.

 

2010-2011

Miguel Ángel Lotina dirige al Deportivo por cuarto curso consecutivo. Esta campaña supone el final de la mejor época del club en su historia tras militar veinte temporadas seguidas en la Primera División y lograr sus seis títulos nacionales (una Liga, dos Copas y tres Supercopas).

El equipo desciende a Segunda pese a contabilizar cuarenta y tres puntos, el conjunto que más puntos ha sumado de los que han bajado. Pero ello se debe a un presunto paripé en el encuentro disputado entre el Levante y el Zaragoza, que acaba con victoria aragonesa por dos a uno. La afición deportivista exhibe su malestar con una pancarta que reza ‘Año tras año, el maletín salva al maño’. En la Copa se pasan dos rondas, ante Osasuna y Córdoba, y se cae en cuartos ante el Almería, equipo que también bajaría a la categoría de plata con trece puntos menos que el Deportivo.

Año 1, éxito (casi) seguro