Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

El impulso necesario para un canterano con mucha proyección

Gandoy, durante el pasado encuentro de Copa del Rey ante el Ejido | patricia g. fraga
|

Acusado en muchas ocasiones el Deportivo de no mirar demasiado para su cantera y dejar ir a jugadores que luego han triunfado lejos de Coruña, después de haberse criado en Abegondo, el club apostó este verano por la renovación de Yago Gandoy, que firmó hasta 2023.

 

Polivalencia

El futbolista, que manifestó tras la rúbrica el “orgullo” que suponía para él ampliar su vinculación se ha encontrado este curso con una dura competencia en la medular, con Bergantiños, el regreso del internacional tico Celso Borges y la presencia y veteranía de Uche Agbo.

Una competencia que ha hecho que Gandoy se haya tenido que ir adaptando a jugar en posiciones más escoradas a la banda. Aunque no es su demarcación natural.

El jugador coruñés ha cumplido cuando Fernando Vázquez lo ha alineado en esa zona del campo, aunque suma más presencia cuando está situado en la medular.

Asimismo, se ha desmarcado por ser un futbolista creativo, que ayuda a crear juego, en contraposición a perfiles algo más defensivos como son los de Celso y Uche, o Bergantiños, más centrados en la contención.

Gandoy que es consciente de con quién se juega el puesto, espera su oportunidad mientras continúa trabajando. Su positivos por covid le hará estar diez días de baja y corta su progresión.

En lo que llevamos de temporada acumula en sus botas 211 minutos repartidos en seis partidos, uno como titular y completo ante el Pontevedra (1-1), y cinco saliendo desde el banquillo.

Aunque no ha marcado. lo ha intentado con varios disparos desde la distancia, una responsabilidad en el Fabril, donde ejecutaba muchas de las jugadas a balón parado. Su llegada al primer equipo, es un impulso para él.

El impulso necesario para un canterano con mucha proyección