sábado 07.12.2019

SOLO NO PODRÁS

Es importante saber jugar en equipo. No todos los jugadores son capaces, no todos son lo suficientemente altruístas para anteponer el bien común al propio. No todos son generosos, no todos se deciden a dar ese último pase, no siempre levantan la cabeza buscando un compañero. Un equipo es como un ente vivo en el que todas las piezas deben encajar. Que ese intrincado engranaje funcione depende de una serie de variables. Eso que dicen de ‘hacer grupo’ es cierto. Los  integrantes de un plantel tienen que pasar tiempo más allá de los partidos y los entrenamientos. Nadie dice que tengan que ser todos los jugadores amigos, pero es necesario que haya algo que los una más allá de un campo.

"Porque un equipo es la definición de lo colectivo, de aunar fuerzas, de darse cuenta de que si te caes otro te levantará"

Es importante tener en cuenta los roles, las jerarquías, lo que cada uno puede aportar al grupo, cuál es su papel, su función dentro de esa maquinaria. Partiendo, eso sí, de que todos son importantes. Aunque por supuesto haya jugadores más determinantes que otros, si no todos se sienten parte del grupo, si creen que no pueden sumar llegará el día en estos menos habituales se necesiten y estarán desconectados.

Es tarea de sus compañeros y del propio técnico hacer ver a esos jugadores menos utilizados su valía. No se trata de regalar minutos a quien no los merece, sino intentar que cada uno de los deportistas que forman una plantilla se sientan valiosos. De lo contrario, el equipo estará supeditado al acierto de sus jugadores franquicia.

Y el día que estos fallen, pues lo harán ya que todos somos humanos, no habrá de quién tirar.

Los equipos que logran eso triunfan. Es como una regla no escrita. No es sencillo construir esos cimientos pero con perseverancia y poniéndole ganas todo es posible.  Si son firmes y fuertes estos no vacilarán en los malos momentos de la temporada, que los habrá y muchos. De lo contrario se desvanecerá la estructura cual castillo de naipes y cada uno hará la guerra por su lado. Todo lo contrario a lo deseable.

Porque un equipo es la definición de colectivo, de aunar fuerzas, de darse cuenta de que si te caes otro te levantará, de que nunca estarás solo porque siempre alguien estará dispuesto a ayudarte. Porque solo no podrás.

SOLO NO PODRÁS