viernes 13.12.2019

Premier vs LaLiga

Si algo nos han enseñado las dos últimas semifinales de Champions League, por si a algunos nos quedaban dudas, es que en el deporte hay que creer hasta el final. Lo hizo el Liverpool, al que no le amilanó un 3-0 en contra ante un Barcelona que se tropezó contra viejos fantasmas o un Tottenham que creyó hasta el 95 para acabar poniéndole la puntilla a un Ajax, que maravilló con su fútbol vistoso y al que seguramente este verano los ‘grandes’ despojarán de sus estrellas.

También nos dejó claro esta semana que la mejor liga del mundo hace tiempo que ya no lo es la española. La Premier, tantas veces denostada, ha colocado a cuatro de sus representantes en las finales de la Champions League y de la Europa League, algo que jamás había logrado ningún país anteriormente. Un dato histórico que se refuerza con que el líder de la competición y favorito a llevarse el título, el Manchester City, no es ninguno de esos cuatro conjuntos.

Liverpool, Tottenham, Arsenal y Chelsea se disputarán las dos competiciones de clubes más importantes del continente. Los de Jurgen Klopp apearon al Barça, y en la Europa League el Arsenal fue de Unai Emery fue el verdugo del Valencia. Al margen de quiénes sean los campeones, la victoria de los conjuntos ingleses pondrá fin al dominio de los últimos años de las escuadras españolas. En la Liga de Campeones siete de las últimas diez ediciones se repartieron entre Madrid y Barça, mientras en la Europa League, el botín se lo dividían seis de las últimas diez entre Atlético y Sevilla.

La igualdad de la liga inglesa con respecto a la española viene marcada por un reparto de derechos de televisión mucho más equitativo. La proporción entre el club que más ingresó y el que menos fue de 1,6, por el 3,6 en el caso de la Liga, y en lo tocante a la Premier el coeficiente no puede exceder el 1,8.


Mientras en España, la desigualdad nace de los parámetros que emplea LaLiga para distribuir el dinero. Se tiene en cuenta la posición y la implantación social, una etiqueta que engloba tanto la asistencia a los estadios (abonados y venta de entradas) como la audiencia en televisión.  Unos criterios que hacen que siempre sean Barcelona, Real Madrid y Atlético los clubes más agraciados en el reparto de dinero de la televisión, lo que año a año agranda las diferencias entre equipos y perjudica a la postre la competitividad de una competición todavía mal llamada ‘la mejor liga del mundo’

Premier vs LaLiga
Comentarios