sábado 20.07.2019

Habrá que esperar

La desgraciada muerte del futbolista José Antonio Reyes en un accidente de tráfico supuso la suspensión de los siete partidos que había ayer en juego, incluidos el Cádiz-Extremadura y el Elche-Deportivo. 
La solidaridad y el entendimiento entre equipos contribuyó a que, dentro del perjuicio que supuso el aplazamiento, los clubes se hayan ayudado mutuamente. Peor lo tendrán muchos de los aficionados, que se quedarán sin poder ver a su equipo, si bien en el caso de muchos, como los del Deportivo, podrán recuperar el importe de la entrada. 
Se aplazan gran parte de las aspiraciones del Deportivo en lo que resta de competición hasta mañana. Tiempo que los jugadores blanquiazules pasarán en Alicante entrenando y concentrados de cara al importante choque de pasado mañana a las nueve.
Habrá que ver cómo administran los nervios y la tensión estos días los jugadores y el cuerpo técnico. 
Se posterga lo inevitable, el encuentro con un partido vital y es importante gestionar las emociones y las ansias. 
La semana será clave, los días de descanso serán menos y el desenlace de la campaña se adelanta. Llega el esprint final y es el momento de los valientes. Toca hacer piña y que la conjura se mantenga estos días en Alicante. 
Todos queremos saber qué ocurre, si el Depor acabará la temporada el próximo sábado ante el Córdoba en Riazor o si podrá entrar en play-off y celebrar en San Juan el ascenso a Primera. 
Habrá que esperar...

Habrá que esperar
Comentarios