lunes 25/1/21

El deporte es salud

E s complicado entender por qué este año se han puesto en entredicho las actividades extraescolares. No las recomendaba la ministra de Educación Isabel Celaá. Indicaba que sólo eran aconsejables si tenían lugar en la misma “burbuja” (los grupos reducidos de niños de hasta cuatro de primaria que no tienen contacto con otras aulas) pero no lo recomendaba en el caso de que se mezclaran alumnos.
En aras de la salud este año será muy complicado que los niños enriquezcan sus tardes con actividades que les ayudaban en su crecimiento personal, como es el deporte, que les sacaba de una vida sedentaria (a la que cada vez nos arrastra más nuestro estilo de vida) y que favorecen su interacción con otros niños y niñas de su edad.
No son buenas noticias, se apunta a cuidar su salud, pero parece que se olvida Celaá que el deporte es salud también. Previene de enfermedades derivadas de la falta de actividad, ayuda en el crecimiento físico y personal y privar a los niños de él es un problema que van a arrastrar a corto y largo plazo. Existen, y así se está viendo en el deporte federado, alternativas y medidas de seguridad para que se pueda seguir practicando. ¿Por qué no implementarlas en las actividades extraescolares?
Se ha tomado la decisión más cómoda, la prohibición o casi prohibición de las mismas, mientras seguimos viendo lleno el metro en las grandes ciudades, terrazas a reventar y fiestas, unas más clandestinas que otras. Con la salida de los niños en la recta final del confinamiento se demostró la gran conciencia que tienen los más pequeños. No aumentaron los casos, fue la salida en masa, con nuestras reuniones familiares como si no hubiese mañana y una mala planificación y gestión de los gobiernos, independientemente del color político, los que nos han vuelto a llevar casi a la casilla de salida.
Pero castigar a los niños sin deporte y actividades extraescolares, que de nada tienen culpa, que ya bastante tienen con haber visto, como todos, convertida la mascarilla en un apéndice, es una decisión terrible.

Comentarios