Domingo 24.06.2018
Rubén García
12:21
22/02/18

Gotas en el tintero (4)

LA IMAGEN DEL DEPOR CON SEEDORF Y MÁS DETALLES

El Deportivo no ha sido competitivo en los dos primeros partidos de Seedorf. En el primero, ante un Betis claramente combinativo, presionó mal y organizativamente fue un desastre aunque tuvo ocasiones para marcar. En el segundo, contra un Alavés muy básico y sin gran capacidad para llevar la iniciativa, retrasó el posicionamiento defensivo pero no le sirvió de nada: ni para contraatacar bien ni para mejorar su imagen. 

 

Gotas en el tintero (4)

Está muy bien lo de las dobles sesiones, lo de hacer que los futbolistas coman juntos -cuando a lo mejor, a estas alturas de la temporada, lo que menos quieren es verse las caras doce horas al día-, lo de ir cambiando de capitán -como en benjamines-, lo de controlar la música de la megafonía, lo de viajar toda la plantilla a los partidos de fuera… Esos detalles, importantes para unos y no tanto para otros, no son lo primordial teniendo en cuenta la situación en la que se encuentra el Deportivo. El Depor necesita aire fresco en el campo, fundamentalmente a nivel táctico, aspecto en el que Seedorf, en los dos partidos que ha encarado, no ha aportado absolutamente nada.

La apuesta por cuatro futbolistas de marcado corte ofensivo (Lucas, Adrián, Bakkali, Andone) en los dos partidos de Seedorf ha sido tan llamativa como, aparentemente, poco trabajada. El plan del Depor ante el Betis parecía ser robar más o menos cerca de la portería contraria -de forma muy desorganizada- y explotar el ‘poderío’ de sus figuras más avanzadas. Ante el Alavés, en cambio, replegó en defensa y, despreciando a los mediocentros, optó por los ataques rápidos utilizando únicamente a los cuatro de arriba. El resultado fue más desastroso todavía, quizá por la bajada de agresividad, esa que nunca falta en el primer partido de un entrenador nuevo.

De Seedorf, teniendo en cuenta su impresionante nivel como futbolista, me sorprende que no utilice a los mediocentros en la elaboración y que le dé la titularidad a Krohn-Dehli para defender y ver pasar el balón por encima de su cabeza. ¿Habrá sido una decisión circunstancial en los dos primeros partidos por falta de tiempo para trabajar con ellos o será normal general para lo que le resta de temporada?

Como sucedió tras Pepe Mel con Cristóbal, aunque con alguna excepción muy puntual, Lucas Pérez tampoco se reactivó con Clarence Seedorf. Al menos, con el holandés, tal vez por eso de que infunde más respeto, Lucas no ha rechistado a tener que jugar en la banda derecha dejando que Andone sea el delantero centro. El nivel del coruñés, héroe hace dos temporadas y protegido del presidente, es más bajo que el de cualquiera de sus compañeros, pero se sigue apostando por él.

Teniendo en cuenta el bajo nivel defensivo y los problemas a la espalda de los laterales -se ha fichado a Bóveda pero Juanfran sigue jugando- y los errores que, cada poco tiempo, cometen los centrales, no me parecería descabellado que el Depor probase con una línea de cinco para tratar de mejorar las prestaciones sin balón. Juanfran y Luisinho en los carriles y tres centrales de entre Bóveda, Sidnei, Schär y Albentosa. Tal vez de esta manera sería más fácil apostar por dos delanteros en un 1-5-3-2 o, incluso, como el Chelsea ante el Barcelona, por un 1-5-4-1 con tres jugadores de claro corte ofensivo. Por mucho dibujo que se modifique, si no hay trabajo táctico, de poco va a servir y, aunque a veces más defensivo de la cuenta, el Espanyol sí parece un equipo con las ideas claras.

Gotas en el tintero (4)
Comentarios