Domingo 27.05.2018
Rubén García
11:31
01/02/18

Gotas en el tintero (3)

UN MERCADO SIN MERCADER

Me asalta la duda de si con Richard Barral hubiese llegado un mediocentro defensivo o un central. O cualquier otro futbolista. Me hace pensar que en el mercado de invierno solo hayan incorporado, independientemente de su nivel, a futbolistas que llevan años y años en la liga española (Bóveda y Krohn-Dehli) y a un portero… Lo de los porteros y el Deportivo es un caso aparte. Me preocupa que no preocupe que en una época de fichajes se haya esfumado -por el motivo que sea- el principal responsable de la confección de la plantilla y que no se le haya buscado sustituto.

Gotas en el tintero (3)

El mensaje de cara al exterior no es bueno. Intuimos que entre Ernesto Bello y Richard Moar deben tomar decisiones. Creemos que Devesa tiene mucho peso. Tenemos presente que Manuel Mosquera forma parte de la secretaría técnica. Pero no sabemos nada. Sin el consejero de la parcela deportiva desde principios de octubre y sin el director deportivo desde principios de enero, el club presenta síntomas de haber descuidado su estructura.

¿A quién no le gusta el nuevo marcador o la nueva grada de Abegondo? ¿A quién no le convence que los equipos de la base utilicen los campos de césped natural para jugar como locales? ¿A quién no atrae la moderna imagen blanquiazul de la sede social del club? El Deportivo se ha actualizado y es un club moderno en algunos aspectos, aunque dudo que haya hecho todo lo que debería para mejorar en la parcela deportiva.

Entendería que no se realizase un plan de emergencia o que no se buscase un sustituto rápido si Barral saliese del club en abril, cuando ya no habría opción de fichar y cuando las renovaciones y las bajas de cara a la siguiente temporada estarían enfocadas o incluso decididas. No entiendo que el equipo empiece el año en puestos de descenso, que se acuerde la salida del director deportivo el 3 de enero y que, necesitando apuntalar el equipo como se necesitaba y con prácticamente un mes por delante, no se fiche al que tiene que hacer los fichajes. Si se equivoca, que asuma responsabilidades, pero que las asuma él.

Tal vez no te gustase Richard Barral como a mí no me gustaba Zidane pese a ganar dos Ligas de Campeones seguidas. Pero no me imagino al Madrid ganándolas con Sergio Ramos y Chendo como entrenadores. El Real Madrid alzó Champions con Heynckes, con Del Bosque, con Ancelotti y con Zidane, todos muy diferentes pero todos entrenadores respetables. Para su dirección deportiva, el Depor no puede pretender a Monchi, que tampoco haría milagros con los recursos que hay. El Depor ya no tiene a Barral, que podría o no cubrir las necesidades del equipo para lo que resta de liga. El Depor, con la amenaza del descenso en el cogote, se ha arriesgado a no tener director deportivo en el último mercado previo a un posible, quién sabe si probable, descenso.

Debe rezar Tino porque Krohn-Dehli, a sus casi 35, no se lesione y muestre el nivel que le llevó hace dos años del Celta al Sevilla; porque Eneko Bóveda sea un buen recambio del lesionado Sidnei, del frágil Schär y del irreconocible Juanfran -demasiada papeleta para un solo futbolista-; y porque cuando vuelva a fallar Rubén y entre Kovac no pifie lo que han pifiado todos sus predecesores.

Gotas en el tintero (3)
Comentarios