domingo 26.01.2020

Velocidad de crucero

Cuando estas líneas vean la luz y si todo transcurre de la mejor de las maneras en la “asamblea constituyente”, el RC Deportivo S.A.D. tendrá nuevo presidente, Fernando Vidal La pasada semana les trasladaba mi satisfacción por ver que se había logrado abrir una vía que canalizase el trabajo de salvación de la entidad, tanto en el aspecto deportivo como en el ejecutivo.

Seguro que habrá cuestiones que gusten más o menos en todo el proceso. Heridas difíciles de cicatrizar, seguro. Pero lo que todo el mundo debe tener claro es que, visto lo visto, otra solución sería tremendamente complicada, por no decir imposible. Entiendo que se tuvieron que contentar a muchos “alfileres” y como le está pasando al actual gobierno del Reino, fue necesario calmar egos.  Dado el paso con Abanca, ahora toda la energía debe estar centrada sobre los acontecimientos que sucedan sobre el césped. La lucha por la salvación deportiva. Las llamadas de Fernando Vázquez a la afición están dando sus frutos, nunca lo dudé.

Riazor, pese al infernal horario, tendrá una magnífica entrada ante el Racing de Santander y posteriormente, el domingo, ante el Cádiz. Como en las grandes ocasiones. Una gran prueba de fuego que, aunque no será definitiva ni mucho menos, podrá calibrar la capacidad de maniobra. Puede haber un antes y un después.

No me convenció la andadura del Sr. Barral en tiempos de Tino Fernández. O no me “vendió” bien su producto, o vislumbre sorprendentes vacíos de gestión. Ahora emerge, de nuevo, de la mano del Sr. Vidal. Como se hace en política, es necesario los 100 días para poder analizar esta nueva etapa. Conociendo al recuperado técnico de Castrofeito, seguro que en los temas de las incorporaciones tuvo mucho que decir, sobre los que ya están en el “zurrón” y sobre los que están a punto de incorporarse a la estructura.

Tras el partido en Salamanca, habrá sacado sus buenas notas del nivel de los jugadores que tiene entre sus manos y obrará en consecuencia. Aquí no puede haber medias tintas, imagino que sabrá escoger a los “gladiadores” adecuados en cada jornada.

Cambio de tercio. Del mundo del fútbol y del otro también, ya me sorprende muy poco, pero el cambio de técnico en el Barcelona me deja perplejo. Que conste que del recién incorporado tengo una magnífica impresión personal. Un hombre que sabe lo que quiere y lo lleva hasta sus límites. Pero… no veo a Quique Setién, pensando a largo plazo, como técnico del equipo azul y grana. Ojalá me equivoque y se convierta en un nuevo Cruyff. 

Difícil entender un cese como el de Valverde… líderes en liga, sin problemas en Champións, en copa del Rey y por caer injustamente en un torneo menor, se le pone en la calle. A no ser que el Sr. Messi se cabrease y dijese: “Este fuera”. Y como es Dios… a no pecar.  

Como siempre un placer. 

Velocidad de crucero
Comentarios