sábado 28/11/20

Mascarillas

La Consellería de Sanidade promulgó el pasado 17 de septiembre la posibilidad de la práctica deportiva con contacto, pero con el deber de usar mascarilla en los entrenamientos y en la competición.

Ante la aparición de la referida normativa, la Secretaría Xeral para o Deporte canalizó el expediente a las distintas federaciones de su ámbito para su obligado cumplimiento.

En principio parecía el primer paso para que las competiciones, no profesionales, pudiesen dar el pistoletazo de salida. Pero el “shock” de la noticia comenzó a extenderse por el tejido deportivo y empezaron a salir a flote, las valoraciones y análisis. El desconcierto generalizado fue argumento común. Cada ente federativo le dio su particular afectación.

La Federación Galega de Fútbol, de inmediato, organizó el trabajo para presentar un protocolo alternativo con medidas de protección específicas, teniendo en cuenta las características de la modalidad deportiva. El fútbol desea iniciar la actividad, pero no de la forma que se quiere implantar desde la cabeza visible sanitariamente en Galicia, ya que se considera imposible de ejecutar, por un lado y  en segundo lugar, de hacerlo, sería con riesgo para la propia salud de los participantes. Esperemos que las nuevas propuestas sean bien recibidas por las autoridades sanitarias y todo se pueda asentar.

Pero lo que me gustaría resaltar, mostrando mi sorpresa en ello, es que tengan que ser las propias federaciones las que pongan el grito en el cielo, mostrando las extremas dificultades en aplicar la normativa señalada.

¿Es que los máximos gestores políticos gallegos en materia deportiva no se dan cuenta de lo que se les está avisando desde lo que llamaríamos “pie de campo”?. Cuando la Consellería de Sanidade toma una decisión de este calibre hacia el deporte, imagino que estarían sentados con las máximas autoridades deportivas, evaluando los pros y contras de todas aquellas decisiones a tomar. Porque de no ser así, entiendo de que, hay un gran vacío de responsabilidades y por lo tanto los ciudadanos no merecemos tal incompetencia.

Cambio de tercio y vuelvo a las andadas de la Liga. Es difícil para un servidor, definir lo que pienso sobre el tema si no quiero caer en el vulgarismo. Los rectores del fútbol profesional español, insisten en personarse en la causa contra Alex Bergantiños. Recurriendo la decisión de la titular del juzgado de instrucción número 3 de A Coruña, rechazando el presunto delito de corrupción en el ámbito del deporte. Viendo la calaña con que se mueven algunos, ya no sorprende absolutamente nada. Mi consejo es seguir en la lucha hasta el final, ya que  normalmente, con la verdad por delante, se llega a buen fin.

Finalizo con el tema de Somma. Así es la realidad del día a día en el mundo del fútbol. Cada uno mira sus intereses y sálvese quien pueda. Pero mirando positivamente, para esta segunda B, lo principal es tener el nivel adecuado para competir al máximo, pero lo más importante es tener compromiso. Por lo tanto… el que no lo tenga al 100%, lo mejor es enseñarle la puerta, seguro que habrá otras muchas opciones.

Mientras, por favor, no se olviden de la mascarilla y no fumen en espacios públicos, es imprescindible.

Como siempre un placer.  

Comentarios