sábado 07.12.2019

GANAR... ¡QUÉ BIEN SIENTA!

Todo lo que sea ganar representa una hemorragia de satisfacción. La victoria ante el Leganés era un paso fundamental para no caer en la incertidumbre. Es lo mismo que les trasladaba después de la victoria en Canarias. Pero una vez lograda, es necesario tener continuidad. La competición no perdona, la exigencia es máxima.

Nunca son buenos momentos para la relajación, pero ahora el calendario nos ofrece una dura travesía. Hay que asumir que el choque ante el Barcelona debe tener otra perspectiva y centrarse en el partido contra el Celta. La fiesta del fútbol gallego, debe servir como espaldarazo hacia nuevas metas.

No deben volver a cometer antiguos errores. Recuerdo lo vivido la pasada temporada, cuando Pepe Mel, con la afición volcada, salió a especular y el equipo y su entorno recibió un duro correctivo sicológico, que lo pagó posteriormente en el transcurrir del campeonato.

Ante el Leganés quedó claro que cuando hay ambición y se va a por el partido (implicación), el equipo ofrece otra imagen.

Habrá vacíos, que los hay, pero hacia el exterior se transmite una imagen de compromiso, que es lo mínimo que se puede pedir. Espero que el Sr. Parralo no se nos arrugue.

Cambio de tercio y me voy a un perfil más técnico. Leía estos días un estudio sobre la incidencia que tienen las roturas del ligamento cruzado anterior en las rodillas de las deportistas.

Los números avalan, se producen el doble de lesiones de este tipo en el fútbol femenino y baloncesto, que en el ámbito masculino.

Los técnicos indican que las mujeres tienen una construcción anatómica y biomecánica con estructuras más pequeñas y más anchas, como la cadera, provocando que la incidencia del fémur sobre la tibia y el peroné sea distinta, más en ángulo. Esa variación de fuerzas y direcciones es de donde procede la futura lesión.

Ante esta perspectiva natural, solo queda reeducar a las deportistas. Y aquí, es donde quiero incidir en la importancia de un buen respaldo técnico. La importancia de un buen preparador físico que atienda, de forma individual, las características de cada deportista.

Una inversión económica que a corto y a medio plazo, genera estabilidad entre los deportistas y en la propia entidad. Facilitando disminución de lesiones y acortándolas en el caso de que se produzcan.

Con los buenos, aunque cueste, siempre se sale ganando.

Finalizo… No sé si la idea sigue en el limbo de los justos o en cualquier otro cajón, pero el tema de instalar una cafetería  en los campos de A Torre comienza a tomar tintes de penuria. ¿Pero tanto trabajo costará poner a todos de acuerdo? Ayuntamiento, Costas, Xunta y quien quiera agregarse para salir en la foto…. ‘please’, hagan un esfuerzo y dennos una alegría, el pueblo se lo agradecerá. Sería un puntazo.

Como siempre un placer.

GANAR... ¡QUÉ BIEN SIENTA!