sábado 28/11/20

Tomarle el pulso a la categoría

El primer partido del Depor en Segundo B demostró que el equipo no está cómodo en su nueva categoría. Ante un Salamanca muy hecho a este tipo de enfrentamientos, bien colocado en el campo y con una fuerte presión en la medular, los coruñeses se mostraron muy incómodos en el césped.

Nadie discute que la plantilla blanquiazul tiene calidad de sobra para la competición que le ha tocado jugar pero no sólo eso es suficiente para salir victorioso. Hay que salir enchufado y demostrar la superioridad en cada uno de los lances del partido. Pelear todos los balones y mandar con una estrategia más agresiva y atacante. En caso contrario, estará expuesto a que cualquier equipo le genere problemas.

Espero que Fernando Vázquez presente un patrón de juego más agresivo conociendo la superioridad de su equipo sobre los demás. Atrás quedan estrategias más conservadores para mantener la portería a cero con un esquema de juego basado en tres centrales. Al contrario que el pasado ejercicio, este año se va a encontrar con conjuntos que presionen y esperen al Depor en su área para hacerle daño jugando al contrataque. 

Y tiene buenos mimbres para ello. La línea defensiva mejora con la pareja Mujaid y Borja Granero. Del medio campo se espera mucho de la incorporación de Celso Borges que, al igual que Uche Agbo, alcanzará en breve su mejor forma. Agradó durante el desarrollo del partido la frescura de Gandoy, Keko Gontán y Borja Galán en ataque y se mantienen intactas las esperanzas en que Claudio Beauvue y Miku aporten goles al casillero deportivista. Añadir a esto que la plantilla es amplia para ensayar las combinaciones que precise el técnico de Castrofeito.

Como decíamos la semana pasada, el RCD debe adaptarse con la mayor celeridad a la nueva categoría donde cualquiera puede liarte un partido teóricamente fácil. Máximo cuando hay que sumar el mayor número de victorias ya que los equipos clasificados para la segunda fase arrastran los puntos obtenidos en la primera ronda. Por cierto, una circunstancia que podría afectar negativamente al equipo coruñés ya que su grupo es a priori más fuerte que el grupo B cuyos tres clasificados pueden llegar más cargados de puntos que los del grupo A, a todas luces más igualado.

En cualquier caso se comienza con una victoria agónica que esperemos sirve de aviso a navegantes para otros encuentros en donde se barruntan mayores complicaciones.

Comentarios