Domingo 27.05.2018
Juan Guillín
19:23
18/11/17

¿Seremos capaces de traer los tres puntos de La Rosaleda?

¿Seremos capaces de traer los tres puntos de La Rosaleda?

Otra semana, la pasada, sin fútbol, pero una vez más aprovecho para echar mano de reflexiones y más reflexiones que, al menos para mí, deben aportar un buen volumen de optimismo y confianza para hacerla llegar al deportivismo que, en definitiva, es lo que verdaderamente me importa.

Supongo o quiero suponer que lo dicho por algunos miembros del deportivismo - “Perder tiene que doler”, “Tenemos equipo para estar entre los diez primeros”, “Estamos trabajando  muchas cosas que nos hacían falta” o “Debemos estar de media tabla para arriba”- obligan a verlas reflejadas en obra, el domingo a mediodía, en La Rosaleda malaguista. De lo contrario van a tener que pedir muchos perdones. ¿O no?.

La precaria situación en la tabla, peor la del Málaga que la del Deportivo, reclaman para los blanquiazules coruñeses una entrega absoluta y total ante un rival que solo ha ganado un partido, 2-1 al Celta, de los once que van de competición, y que completa el ciclo con un empate y nueve derrotas. El castizo diría...”pan comido”, pero ojo que los de José Miguel González, más conocido por Míchel, parecen dispuestos a presentar batalla ante un Deportivo que está en plena recuperación de fuerzas, estilo y ganas de situarse en la zona tranquila de la tabla. En las filas locales cabe destacar a dos destacados titulares, el centrocampista Adrián González, hijo del técnico, auténtico motor del equipo, y al delantero Borja Bastón, ex del Depor (temporada 2013-14 en Segunda), fichaje estrella procedente del Swansea de la Primera inglesa.

No lo tendrá fácil el Deportivo en esta salida para vérselas con el colista de Primera, de ahí que Cristóbal Parralo haya trabajado muy a fondo a lo largo y ancho de este parón liguero, desde la portería a los encargados del sistema ofensivo pasando por la seguridad defensiva y la entrega total en la zona ancha. Los errores bien recientes, especialmente ante el Girona y Atlético de Madrid en el Abanca Riazor, no pueden repetirse. La entrega en 'su´ liga, esa de la media tabla para abajo, se está poniendo muy dura, difícil y complicada para todo el grupo de equipos implicados. La concentración en el partido y la entrega en el desarrollo del fútbol van a ser de suma importancia para conseguir traerse a La Coruña los tres puntos en litigio.

El equipo parece dispuesto a todo, como vienen manifestando los componentes del plantel, según reflejo más arriba en esta misma columna. Pero las palabras sin obras carecen de valor. El ritmo en la actitud y en la presión del equipo sin duda van a ser de capital importancia para no regresar de vacío que, evidentemente, es el objetivo que se ha trazado la dirección técnica para llegar a fin de año con la cabeza bien alta. Una vez más ¡Forza Depor!.

P.D.- Después de unos días de manifestarse las buenas sensaciones del joven nigeriano Francis Uzoho en la portería blanquiazul (Éibar-Deportivo, 0-0 y Deportivo-Girona, 1-2) se dio paso a una serie de dudas, más que nada por su juventud, sin tener en cuenta que otro coterráneo suyo y también ex deportivista, Peter Rufai, comenzó su andadura como guardameta cuando tenía 17 años, la misma edad que tenía el mítico Juan Acuña cuando llegó al Deportivo, o los 18 años de Iker Casillas cuando lo hizo en el Real Madrid o los 19 de Kepa cuando debutó en el Athletic Bilbao precisamente en el entonces Riazor contra el Depor en la pasada campaña. Lo dicho, lo de la edad no cuenta cuando el aspirante a titular, además de conseguir la confianza de la defensa, se muestra ágil, concentrado y valiente a la hora de hacerse con el balón. Por cierto el deportivista ocupó, en la segunda parte, la portería del Nigeria-Argentina, 4-2, sin encajar ningún gol y luciéndose en dos brillantes intervenciones.

¿Seremos capaces de traer los tres puntos de La Rosaleda?