Miércoles 20.06.2018
Juan Guillín
18:14
28/12/17

La resaca del derbi obliga a mucho en un poco más de media campaña

La resaca del derbi obliga a mucho en un poco más de media campaña

Así, jugando así como se hizo ante el Celta, nos vamos a Segunda, señores Tino Fernández, Cristóbal Parralo y Javier Manjarín. Bien sé que los auténticos responsables son los que se visten de corto, pero los que están al frente de la entidad son los consentidores. Y no se lo tomen a broma bajo ningún concepto, porque ni la ciudad de La Coruña ni el deportivismo se merecen esto. El Celta jugó mejor, entendió bien el partido y se llevó merecidamente los tres puntos... aunque a Iago Aspas, autor de dos goles, le sobró su provocadora celebración mirando al graderío blanquiazul. Si hay que saber perder, también es muy importante saber ganar, amigo.

Quedan atrás diecisiete jornadas de Liga, a dos de cumplir la primera mitad de la competición, en las que hemos pasado y soportado de todo, mucho malo, algo de regular y muy poco bueno. Este no es el más que centenario Deportivo, que tanto nos prometía allá por el mes de agosto cuando comenzaba a rodar el balón, pero está visto que, para el plantel deportivista, hay que cortar por lo sano a partir del próximo sábado, día 30, a las cinco de la tarde, están convocados en Abegondo todos los causantes, unos en mayor medida que otros, del desaguisado en el que han metido al equipo que, no hace mucho, tantas jornadas gloriosas nos hizo vivir. Insisto, tanto la capital herculina como el entusiasta deportivismo bien se merecen una historia diferente y mejor.

Sin erigirme en juez y parte, que no es mi cometido, me voy a permitir el lujo de puntualizar algunas actuaciones que el técnico trata de corregir, pero sin éxito. Algo raro conmueve el vestuario. Los resultados son claros y están ahí para demostrarlo, por lo que me permito apuntar que, a lo mejor y si la economía del club lo puede soportar, se precisa echar mano de algún parche, pero con moito sentidiño.

Para empezar, el sistema defensivo merece algún retoque, como por ejemplo dándole más oportunidades al lateral Gerard Valentín; en la zona ancha, entre medios y media punta Fede Valverde me parece de los fijos, Borja Valle es más aprovechable, Pedro Mosquera se las sabe todas en su demarcación; Adrián López y Fede Cartabia pueden aportar mucho al dúo del área, Lucas Pérez, si se olvida de los saques de esquina -él es rematador y punto- y Florin Andone, que resulta un inquieto atacante. Creo que no descubro nada, pero ahí quedan los lunares a corregir antes de que llegue la penúltima jornada de la primera vuelta, el domingo, día 7, en La Cerámica de Villarreal (Castellón) frente a los de Javi Calleja, que están ahí arriba luchando por puestos de honor. No va a ser fácil, pero hay que intentarlo.

Párrafo aparte para el internacional turco, Emre Çolak, al que considero de lo mejor de la plantilla, pero que habitualmente juega por libre...y así nos va. Hay que exigirle más, mucho más, porque cuando quiere lo demuestra. Tanto para él como para unos pocos más no es suficiente el ser los mejores en los entrenamientos. Hay que demostrarlo cuando hay puntos en juego.

P.D: Como año nuevo...vida nueva, es el deseo de este humilde comentarista cuando 2018 está llamando a la puerta. Feliz y Venturoso Año Nuevo, que también hago extensivo al plantel blanquiazul al que, si en algunos casos se siente reflejado, les pido disculpas, pero sin dejar de reconocer que después de más de medio siglo siguiendo al Deportivo, uno se siente con cierto derecho a aportar algo que considera positivo, pero sin querer ofender a nadie. Me siento muy deportivista y no lo puedo remediar. Más que nunca ¿Forza Depor!.

La resaca del derbi obliga a mucho en un poco más de media campaña